El fuego de Minneapolis contra el racismo

Unas llamas de significación mayor por su clave política se han levantado sobre el solar de lo que fue hasta ahora el cuartel de la Policía en la ciudad norteamericana de Minneapolís, a la que estaba adscrito el responsable de la muerte de un ciudadano de color, , afroamericano, en el curso una detención, durante la cual uno delos policías le retuvo en el suelo, con la rodilla apoyada en la garganta, hasta el punto de producirle lesiones que poco después le ocasionaron la muerte.

Las brotaciones de racismo en la sociedad estadounidense, sabido es, traen su origen del germen histórico del esclavismo, con sus posteriores inferencias en la vida social y política del país. Su afloración, lógicamente ,tiene en las ocasiones electorales las coyunturas de mayor relevancia; de suerte que la estolidez criminal de un agente de policía, con la reacción social que ha incluido el ataque incendiario al cuartel de la Policía en Minneapolis. Y este suceso en cuestión se produce en contexto nacional de antevísperas electorales para la Presidencia de Estados Unidos. De ahí que Pelosí, la demócrata presidente de la Cámara Baja, no haya perdido la oportunidad de acercar especularmente la mención al siniestro de Minneapolis.