China cuestiona la autonomía de Hongkong

Cuando Pekín esgrime la amenaza de recortar la autonomía política de la ex colonia británica se está desdiciendo de su pacto de rescate de soberanía del territorio, largamente ocupado por los británicos. Si compleja es siempre la gestión de todo trasvase de soberanía entre sendas democracias con sus respectivas poblaciones, la cosa resulta sustancialmente más compleja cuando la población del territorio “emancipado” había sido gobernada por un potencia liberal y el régimen político sobrevenido en el pacto descolonizados de un sistema político de partido único y diametralmente opuesto a las democracias parlamentarias.

En todo caso la cuestión de la ex colonia británica en el Pacífico viene a comparecer temáticamente con otro dolor de cabeza de la China gobernada por Pekín. El mundo de Taiwan, resultante de la muy larga guerra entre el comunista Mo Tse Tung y el anticomunista Chian Kai Shek. Pero es otra cuestión que merece más que sólo una nota periodística.