Coste global del secuestro informativo chino del coronavirus 

La revelación por Washington del secuestro chino de la información que Pekin disponía sobre la escala del impacto real del Coranovirus dentro de sus fronteras, ha puesto de manifiesto el grado de responsabilidad histórica en que el gigante asiático incurrió, por potenciar escalarmente la base de eyección de la pandemia vírica, al establecerla en términos no sólo planetarios. También, y muy principalmente, por los costes humanos devengados desde esa omisión informativa.

Posiblemente sea precipitado incoar un proceso de responsabilización histórica al régimen de Pekín por haber ocultado la dimensión de la Pandemia en la primera etapa de sus expresiones masivas. La idea de que ello obedeciera a la propia ignorancia de los perfiles del virus que se encontraba en la base de la nueva plaga, es una de las hipótesis a tener en cuenta. Pero también parece pertinente considerar y entender que es propio de regímenes como las dictaduras el talante de recelo y reserva en todo lo que concierne a las informaciones de que dispone el Estado.

Sea por lo que fuere, lo que resulta incuestionable es la gravedad tan inmensa que corresponde a este hito de catástrofe histórica que supone el cursante cuadro planetario en su pandemia del coranovirus.