El asalto alemán a la enzima clave del coronavirus

Científicos alemanes, en colaboración puntual con investigadores chinos en el orden biológico de los virus, han accedido a un compuesto que inhibe la enzima, el componente principal del llamado coronavirus, cuerpo y alma de la Pandemia de la que se tiene memoria, por el alcance de sus daños y la profundidad de sus retos a la Ciencia.

Con este hallazgo se ha logrado bloquear el compuesto  biológico que aporta la capacidad viral de producir las copias de su genoma; es decir, opera como motor de su multiplicación. El hallazgo es nítidamente muy importante, absolutamente trascendental, pues cabe entenderlo como premisa, logro previo a las condiciones suficientes para acceder a la vía que lleve a obtención de una vacuna contra esta Peste del Siglo XXI.

Este logro de la Ciencia alemana  aporta información complementaria a la reciente noticia de que el presidente Trump se dirigió al Gobierno de Bonn para ofrecer la compra de la vacuna antivírica y sólo obtuvo una sonora negativa. Algo que pudo incluir la circunstancia de la cooperante relación existente entre los investigadores alemanes y los de China en esa misma trascendental materia.