¿Metástasis chavista tras el regreso de Evo Morales a Bolivia?

No se trata de una especulación ni tampoco de fantasías abrochadas al posible regreso de Evo Morales a su Bolivia añorada, en su eventual regreso a ella luego de que perdiera el Poder, ejercido en 14 años. La hipótesis del remedo de un montaje al aire de las prácticas aplicadas desde Caracas por el “Hijo de Chávez”, trae su base de las declaraciones del propio Evo Morales al llegar a Buenos Aires, donde los vientos políticos que por allí cursan ahora lo hacen en claves más sintónicas y receptivas con la onda caraqueña del muy totalitario y sovietizante chavismo madurista.

De las declaraciones de Evo Morales lo que se desprende viene a ser la consideración de que si hubiera hecho lo mismo que Nicolás Maduro, en el sentido de crear unas milicias civiles dotadas incluso de armamento con capacidad de coerción coadyuvante con los efectivos policiales, se habrían conseguido resultados parangonables con los de la Venezuela chavista. Claro está que el boliviano no repara en su discurso sobre lo que debió hacer para que no le pasara lo que políticamente le sucedió, es que su formación en técnicas de poder político no procedía de su experiencia dilatada como conductor de autobuses, sino de su paso en La Habana por los Talleres Revolucionarios del comunismo cubano.