Desestabilización iraní por el derribo del avión de pasajeros

Tanto por lo catastrófico del balance de muertes causadas por el erróneo disparo iraní de un misil contra un avión de pasajeros, como por la grave inestabilidad que atraviesa la República Islámica, explican los graves desórdenes que sacuden el país en estas estas horas de tensión crítica por las que atraviesa la región del Golfo Pérsico, principalmente desde la retirada norteamericana del Acuerdo Antinuclear suscrito por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas más Alemania, en cuya virtud Irán se obligaba a la ley internacional que regula los usos y procesos de esta energía.

Las sanciones económicas sobrevenidas a la República Islámica por su regreso al enriquecimiento de uranio le han causado pérdidas sensibles en su economía y, desde ello, a retrocesos sociales muy sensibles por la consiguiente depauperación colectiva. De ahí el malestar de fondo que acompaña al impacto social tenido en el país por la destrucción del avión mercante de pasaje en el que viajaban muchos iraníes. Tampoco ha sido el percance del misil un evento internacional favorable para los intereses electorales del presidente Trump, tocado por el mal fario que le corteja ya con el empiechment en el compás de las urnas presidenciales.