Guaidó rescata su opción contra Nicolás Maduro

En el tercer asalto frente a la resistencia del sistema dictatorial de Nicolás Maduro en su golpe de Estado, tras de su derrota en las últimas elecciones libres habidas en Venezuela, dónde fue tan grande su fracaso que incurrió en exigencia de consulta revocatoria. Un referéndum que le permitiera seguir en el poder. Tan absoluta había sido su derrota en las urnas ordinarias.

Pero no fue sólo eso. Además de incumplir el precepto revocatorio, creó una nueva Cámara, la “Asamblea Constituyente”, que adjudicó a un correligionario con rango político de segunda autoridad del Estado. Con una y otra cosa, se arrumbó la democracia chavista y se estableció la dictadura venezolana cursante desde entonces, para gloria y beneficio del ex conductor de autobuses, políticamente reciclado en los Talleres Revolucionarios de La Habana.

Juan Guaidó, que desde su condición de Presidente de la Asamblea operaba como Presidente electoralmente encargado de la nación venezolana, ha conseguido superar la conspiración de Nicolás Maduro y sus satélites a la hora de renovar la mayoría con los diputados de la Asamblea Nacional. Una conspiración madurista que intentó bloquear la precedente mayoría obstruyendo el acceso de sus contrarios a la hora de votar.

La subsistencia de Guaidó como representante de la mayoría legitima en La Asamblea Nacional, ha permitido que la dictadura de Nicolás Maduro no se pudiera arropar con la ficción de que la Asamblea Nacional, la Cámara Política de Venezuela, había validado el poder tiránico todavía

en pie.