Tenso después del general Soleimani

La confederación islamista de rencores contra Washington y sus aliados regionales en Oriente Medio tras la ejecución del general Soleimani, estratega político-militar de la República Islámica de Irán y artífice de la virtual confederación islamista de rencores políticos contra el occidentalismo en Oriente Próximo, tanto como la arquitectura políticomilitar del chiísmo en la región del Asia Occidental; algo así como una internacional coránica dependiente de Teherán. Entre tanto, Donald Trump amenaza con duplicar la acción militar contra Irán si actúa con violencia contra intereses norteamericanos.

En términos de hipótesis, la especulación analítica considera que bases americanas y refinerías de petróleo serían objetivos más probables serían los objetivos más cualificados a la hora de la respuesta a la muerte del estratega israelí. A este respecto se especula tanto con la hipótesis del empleo de misiles como con el recurso a los ciberataques.

Mas allá de las distintas probabilidades en que se sitúan las respuestas por parte de Irán, lo que parece intuirse  es la prevalencia de una subida del del riesgo en el entero conjunto del Golfo Pérsico, acaso principalmente sobre las refinerías saudíes de Aramco.

Consideración aparte merece la evidencia de que Donald Trump se ha venido a consolidar, como evidencia de riesgo global, con la muerte del estratega iraní.