¿Alternativa fiscal demócrata para la campaña de las presidenciales?

La propuesta de Elizabet Warren de un cambio sistémico, de modelo sanitario y fiscal, ante el arranque de la próxima campaña para las elecciones presidenciales norteamericanas, es de un rango diferencial tan manifiesto dentro de la cultura política a la que se que destina -puesto que implica consecuencias de fondo para la marcha del sistema económico nacional y sobre la arquitectura sociológica del gasto sanitario norteamericano-, que la tal propuesta es de un calado de tanta profundidad que suscita la cuestión previa de si el propio Partido Demócrata será capaz de asumirla como propia.

Tan de fondo y de raíz es la cuestión de la radicalidad liberal-capitalista de la mentalidad y la cultura estadounidenses, que cabe tildarlas poco menos que “pertenecientes a la infraestructura de su espíritu nacional”. Por todo ello, la Propuesta Fiscal de la señora Warren no cabe otro modo de presentarla que envuelta entre interrogantes.