Boris Johson, bloqueado política, familiar y diplomáticamente

El Premier británico lo habría pensado un poco más en su entendimiento de los condiciones en que se habría de llevar a término el Brexit, en acepción de plazo, y demás condiciones resolutivas de la pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea. La discrepancia política, de un punto, entre los votantes nacionales, que preludia alianzas entre unos y otros nunca aliados; la disidencia familiar de su propio hermano, Secretario de Estado en su equipo de Gobierno, y su sintonía antieuropea con Donald Trump, se han ido al garete, y han roto el dibujo de su proyecto y el porte de su disidencia.

La catástrofe biográfica en que debió resolverse el síndrome y porte de su establecido fracaso, parece anticipar que ese Brexit en que Boris Johnson se quiso engolfar podría ser parejo a la eventual eyectada salida de la Casa Blanca por parte del Otro Rubio Antieuropeo.