Lo de Trump, como crónica de alienígenas

El pájaro del Impeachment ha levantado el vuelo por Washington, desde la ladera de la Cámara de Representantes, y desde las primeras horas resuelve su aproximación al programado quehacer justiciero por la mano presidencial de Nanci Pelosy sobre el el huésped actual de la Casa Blanca, desde supuestas responsabilidades del hijo de Biden, un concurrente de éste en la liza política por la titularidad de la de la Presidencia de los EE.UU. El propio Donald Trump ha reconocido que en su momento habló con el presidente Zelenski, de Ucrania, sobre el tráfico gasístico.

Respecto de esta materia de carburantes, varios medios periodísticos informan de que Donald Trump ordenó pagos millonarios a Ucrania y pidió a al Presidente de este país que investigara a la familia de los Biden. Los demócratas exigen a esta horas proceso de destitución de Trump, desde la base de un Impeachment.

En todo caso, desemboque finalmente la cuestión de este modo, o lo haga de otra forma, el impacto mundial de este choque entre demócratas y republicanos está cumplidamente garantizado. En política internacional y en todo lo demás. Lo de Donald Trump. Ha sido y es será para siempre como crónica de alienígenas.