Putin toca techo

Cambio notable en el devenir de la democracia rusa. Las fuerzas de oposición logran 20 escaños más: 13 escaños el PC, 4 los Liberales y 3 los socialdemócratas. El cambio es modesto en términos  cuantitativos, pero en lo cualitativo es donde reside lo realmente nuevo, aunque suponga poco más que agujeros en los calcetines del sistema. El techo se confundía con el suelo. El monopolio ha hecho crisis. Vladimir Putin, en lo ideológico, ya tiene contrapunto y compañía. El cambio tiene más de auroral que de otra cosa. Pero las auroras no son entes de ficción Si lo era en cambio, hasta ahora la convicción establecida de que lo que imperaba allí era la ausencia sistémica de toda posibilidad de cambio.