Trabado el partido conservador por el trumpismo de Boris Johnson

Lo que correctamente se percibe como más que una simple sintonía entre el Presidente norteamericano y el Primer Ministro británico sobre el Brexit del Reino Unido y la Unión Europea, dado que para Donald Trump lo propio sería que el Reino Unido, desde el Brexit, basculara política e históricamente hacia Estados Unidos, en una dinámica alternativa a la que es propia de su condición de Estado miembro de la Unión Europea. Todo un giro de 180 grados en algo más que lo simplemente político.

Como no podía ser de otro modo, un golpe de timón de tan grave magnitud y significado no puede menos que generar una reacción de fondo, casi telúrica, puesto que el Reino Unido, en lo más cierto tiene en cuerpo y alma una condición europea.

Todo ello, como no puede ser de otra manera, traerá, para el corto y medio plazo, una trabazón grave para el Partido Conservador. Poco más fácil reparar en que Boris Johnson ha cometido un error insuperable dentro de su vida policial.