Argentina, en sus urnas abismales

Sólo la proximidad providencial del otoño para el regreso de las urnas argentinas, aporta un soporte de esperanza para que la sacudida demoscópica expresada por la última consulta electoral no cuaje en una evidencia de catástrofe económica y política. La automática afloración de su significado económico en, expresión monetaria de las sorprendidas divisas, conforme la relativa lógica de los mercados, alumbra la hipótesis de que la brutalidad del bandazo habido se pueda o deba resolver en proporcional retrocambio de los votos. La “abismalidad” del mercado electoral argentino, su violencia compulsiva, es una constante que en esta última ocasión ha traído cotas de rango singular. De rango probablemente histórico.