EEUU-China: De bronca arancelaria a guerra monetaria

La última subida norteamericana de aranceles con China ha llevado a un réplica monetaria por parte de Pekín, en términos devaluatorios, traducida este martes en fuertes pérdidas que vinieron a sumarse a las ya registradas en la vísperas. Este cuadro de tensión entre Washington y Pekín determinaron que las Bolsas asiáticas se resintieran con proporcionales repercusiones en sus resultados por este nuevo desafío entre uno y otro otro gigante. El ahora cursante es el cuarto desafío en el que la potencia asiática, desde 1994, acusa a Washington de incurrir en manipulación de divisas.

Así las cosas, mientras el valor del Yuan, la divisa china, regresa a valores de 2008, Wall Street sufre a estas horas la peor caída del año. Dato este, como si perteneciera a la misma cosecha de idéntico árbol, o por causa de sintonía ideológica con la Caracas de NIcolás Maduro, el Gobierno de Donald Trump decide congelar los activos del régimen venezolano.