Réplica iraní al apresamiento llevado a Gibraltar

Tras del apresamiento iraní de un petrolero en el Estrecho de Ormuz de otro carguero de la misma condición llevado a Gibraltar, luego de la captura en el Golfo Pérsico, del “Grace”, cisterna panameña de gran porte, obligada a navegar hacia el Mediterráneo, camino de Siria, por el Cabo de Buena Esperanza, al no poderlo hacer por el Canal de Suez; al cabo de tan compleja peripecia político-militar en la que sobrevino una violación de aguas españolas, se ha llegado a una situación en la que la réplica iraní al apresamiento del “Grace”, haciendo lo propio con otros dos, supone, según el ministro británico de Asuntos Exteriores, es “una situación inaceptable”.

De seguido, el responsable de la política exterior británíca ha advertido del peligro en que ha incurrido Irán con la captura del petrolero, a lo que Teherán ha precisado su propósito de someter a la tripulación del barco captor “a un completo proceso legal…”, añadiendo a los buques mercantes que naveguen con pabellón británico que eviten el Estrecho de Ormuz.

Con ello, la República Islámica de Irán amplía de forma expresa al Reino Unido el estatus de Beligerancia que mantiene con Norteamérica desde la captura del gigantesco petróleo panameño “Grace”, que no pudo llevar a Siria a través del Canal de Suez.