Cuadro de desquiciamiento global por la denuncia amaericana de Irán

A estas horas del mundo, luego de que USA se diera de baja del Acuerdo Internacional de 2015 con la República Islámica de Irán, por el que ésta desmontaba su programa de armamento nuclear, y con ello, tras de la denuncia del pacto, volviera a la práctica de presión y castigos económicos sobre Teherán, tanto que éste descarta todo trato con Estados Unidos. Efecto de todo ello ha sido la instalación en torno al Golfo del Petróleo de un clima de violencia y atentados contra buques cisterna de pabellón árabe del lado suní.

Pero no es sólo eso, cuenta la inquietud y la aprensión poliico-militar occidentales de aliados de USA en la zona del Golfo, coincidentes en la aprensión de que movimientos adictos al régimen de Irán, o por los persas mismos, actúen contra sus intereses en la región capital de ese petróleo. Todo lo cual se viene a traducir en un sostenido ascenso del precio del crudo. Pero lo más preocupante de la dinámica política generada por el abandono estadounidense del Acuerdo de 20015, no es el alza del precio del petróleo, al menos en sus términos actuales, sino la quiebra de la continuidad, de la sistémica operativa, de una cultura o forma de hacer y de entender la diplomacia en particular. Aviado está el mundo con personajes como este del tupé. ¡Menos mal que nos trajimos la fragata!