Inmediato golpe escénico ruso-americano

Según fuente estadounidense, este miércoles el Secretario de Estado notificará a su homólogo Lavrov, la determinación de su Gobierno para que de inmediato acabe la presencia rusa en tierras de Venezuela. A 48 horas de su encuentro Pompeo, anuncia la decisión avanzada ya de forma implícita respecto de la tensión interna a la que se ha llegado, en las últimas semanas, respecto de la recrecida presencia civil y militar de contingentes dependientes del Gobierno de Moscú en la república caribeña, y al hilo de sucesos tan graves como la detención de Edgar Zambrano, segundo de Juan Guaidó, y por tanto vicepresidente de la Asamblea Nacional. Cámara salida de las últimas elecciones libres habidas en la Venezuela de Nicolás Maduro. Urnas en las que éste sufrió tan enorme derrota, que fue constitucionalmente obligado a someterse a referéndum revocatorio.

Del trance aquel quiso salir Maduro con un golpe de Estado, consistente en crear una “Cámara Constituyente” adjunta a la Asamblea Nacional, en la que se “autoconstituyó” como Presidente, para así seguir como Jefe del Estado y espejo de la Patria… De tal forma y no de ninguna otra se revistió la patraña del régimen venezolano actual, al que Rusia aporta abrigo y patrocinio, hostil a la realidad de que la única legitimidad en Venezuela es la que reside en la Asamblea Nacional, presidida por Juan Guaidó y vicepresidida por Edgar Zambrano, recluido ahora en las celdas del SEBIN.

¿De dónde va Putin a sacar rostro para justificar en decencia política la presencia rusa, civil y militar, en la Venezuela dictatorial de Nicolás Maduro? Pocas veces se las pusieron tan crudas a Lavrov frente a Pompeo.