Horizonte de revitalización de la OTAN en su 70 aniversario

Dentro de la ascendente probabilidad de otro referéndum sobre el Brexit, con sus proyecciones potenciales sobre la disyuntiva de la continuidad o el fin de la presencia británica en la OTAN, sobreviene el 70 Aniversario de ésta, y en el contexto de la efemérides sobreviene la llegada a Washington de Jens Stoltenberg, Secretario General de la Organización Atlántica, para comparecer de conjuntamente ante las dos Cámaras del Poder Legislativo de los EE.UU. No es solo la efemérides en sí lo que de sentido a tal singularidad de protocolo institucional en la primera potencia institucional.

De un punto se encuentra el rango histórico del dato que se rememora; de otro, se consideran las circunstancias que concurren en la ocasión. Si Donald Trump comparece dentro de un formato crítico con los términos en que se ha desenvuelto la aportación europea al esfuerzo conjunto en la defensa occidental, objetando el rango de las aportaciones desde este lado del Atlántico, cierto es también que en el tiempo más reciente la contribución europea ha cambiado en términos más acordes con los puntos de vista de la Casa Blanca.

Exponente de esta positiva evolución de los consensos atlánticos y de adecuada aceptación de lo mismo, ha sido el hecho de que el mandato de Stoltemberg se haya ampliado a dos años más, hasta septiembre de 2022. Cabe señalar que la recuperación tonal de la cooperación atlántica tendrá su doble expresión en la entrevista de hoy en la Casa Blanca de Stoltemberg y en el referido encuentro conjunto con el Senado y la Cámara de representantes.

Y mientras tanto, al fondo del escenario atlántico, se perfila la probable celebración de otro referéndum británico sobre el Brexit. Nada irrelevante para la cohesión geopolítica de la comunidad atlántica y la solidez de la OTAN, creada 70 años atrás.