El diseño británico contra el consenso europeo a corto plazo

A la tercera no fue la vencida. Tras la reiteración del rechazo parlamentario en Los Comunes al plan de Teresa May para el Brexit, lo que obliga al Reino Unido a decidir el 12 de Abril  entre la salida escarpada y violenta o una prórroga larga de remate incierto, tal como define la situación la Comisión Europea. De ahí que Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo convocase este viernes una Cumbre extraordinaria de la Unión para que sus líderes debatan cómo hacer y resolver a corto plazo, para que sea considerado por este órgano.

Considera Tusk que hasta el 12 de abril todas las opciones están Abiertas. Y considera que el Reino Unido pudo elegir entre un acuerdo y el desacuerdo, una prórroga larga o prescindir de la actual regulación de la salida.

La salida sin acuerdo el 12 de Abril, considerada probable, llevó a Donlad Tusk a la convocatoria de los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la UE, para convenir los próximo pasos antes del día 12 de Abril a efectos de convenir ante la disyuntiva de ir por las bravas o pedir nueva prórroga mucho mayor y concurrir a las urnas Europeas del 23-26 de Mayo. El disenso británico es tan patente como el consenso europeo en reparar el estropicio histórico del Brexit. La niebla del Canal no aísla a Europa sino el Reino Desunido de la Gran Bretaña…