La tiranía venezolana, envuelta en la actualidad internacional

Es como para verlo y no creerlo. La cursante y sostenida circunstancia internacional, como de mar arbolada en el oleaje informativo del mundo. Desde el clamor de jóvenes, mayores e incluso niños clamando contra el cambio climático, que resucita aquel escandalazo que supuso la defección por el presidente Trump del Pacto Global de París contra el Cambio Climático, como una de las muestras del gran oleaje cruzado de información y de opinión.

Y, entre tanto, a resguardo del efecto pantalla, asuntos escandalosamente concretos como el de la dictadura de Nicolás Maduro perpetúa para rubor de esta Centuria iberoamericana. Un tirano delincuente en rango superlativo, que permanece impasible ante el paso de los días, de espaldas a los plazos señalados por instituciones supranacionales como la Unión Europea, con los los que se pretende embridar, corregir y someter la insoportable agresión a los derechos humanos que representa el tiránico régimen de Nicolás Maduro. Asistido al tiempo que parasitado, por vía de asistencia orgánica para el sometimiento de la estructura militar al blindaje armado de la dictadura tiránica de Maduro. Las toneladas de oro llevadas hasta África ilustran y deslumbran como claves de pactos inconfesables.