¿Un aviso a navegantes sobre Venezuela?

Podría serlo la críptica anotación en el bloc de notas de Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, el presidente de Estados Unidos. “Cinco mil soldados en Colombia”, reza el texto, algo que, en todo caso, guarda proporción en términos de contexto: una Colombia paredaña de Venezuela, colmada de flujos migratorios generados por la catástrofe humanitaria en que también se ha resuelto el régimen dictatorial de Nicolás Maduro, al que se le podría considerar tutor del “hijo de Chávez”, apadrinado por la Cuba comunista del castrismo, cristalización iberoamericana de la Guerra Fría.

La consumada deriva totalitaria de este chavismo, representado por Nicolás Maduro pero constituido materialmente por la oligarquía apiñada en torno a Hugo Chávez, nítidamente en sus horas postreras, cuando el cáncer se lo había casi llevado, afloró una disputa sucesora ganada por quien había sido ministro de Asuntos Exteriores durante el golpe en Honduras dónde saltó por el aire la configuración existente entonces del Circuito de la coca que fabricaban las FARC colombianas, para financiar su guerra y para retribuir a sus cómplices políticos en la cadena exterior.

También caben otras consideraciones desde la. Nota de Bolton cada vez que Vladimir Putin ha hecho veladas advertencias sobre el cuidado que merece a la Federación Rusa el estado de cosas imperante en Venezuela. Un discurso intermitente y fragmentario que evoca, tiempos de evocación sobre otras tensiones ruso-americanas.