Desafío crítico a la dictadura chavista

Nunca se había llegado a tanto, en términos de cualidad, a la dictadura chavista de Nicolás Maduro, al incorporarse a la protesta la rescatada Asamblea Nacional integrada por la Oposición, que ganó por abrumadora mayoría en las últimas elecciones libres habidas en Venezuela; un desenlace democrático que obligó al “Hijo de Chávez”, según la Constitución vigente que el presidente derrotado convocara el “Referéndum Revocatorio”. Pero Maduro, en lugar de cumplir lo que la Ley de leyes establecía, dio un golpe de Estado, consistente en crear una Carta nueva, dentro de la que se atrincheró para establecer un orden distinto, con lo que Venezuela dejó de ser una democracia parasitada por el chavismo para convertirse, automáticamente, en una dictadura de corte castro-comunista, asistida por la ficción intermediadora de José Luís Rodríguez Zapatero, fautor de la mentira histórica del diálogo de la mentira del Tardochavisno con la estafada Oposición vencedora en las últimas urnas libres habidas en Venezuela.

A estas horas es difícil atinar en el pronóstico de lo que se esconde tras la esquina de este 23 de enero del 2019. Tras el desafío político de la Oposición al movilizar las masas populares, espera el despliegue de la represión del régimen madurista, que lo fía todo al peso de la Fuerza Armada, Aunque mientras no está claro hasta dónde llega la unidad de la estructura militar, si se tiene noticia de la ingente cantidad de abasto armamentista comprado a Rusia para las milicias de Nicolás Maduro. Es de esperar que la razón de la fuerza no prevalezca sobre la fuerza de la Razón.