La OTAN, último capítulo del “descoyuntador” Donald Trump

En cosa de horas, mientras Teresa May, la Premier británica, se enfrenta al debate parlamentario sobre el Acuerdo del Brexit en los Comunes, otro asunto internacional de máximo interés, el de la Integridad de la OTAN es cuestión aun de mayor enjundia. Afecta nada menos que a toda la defensa occidental, por vía de la Alianza Atlántica. Y lo hace por vía de un eventual abandono de la misma por parte de Estados Unidos.

Tan enorme asunto rebrota en la Prensa estadounidense, desde el papel del New York Times, donde resurge con el debate sobre las querencias más que solo hipotéticas del presidente Donald Trump. Asunto más que solo teorético puesto que el rotativo neoyorquino lo contextualiza en los abiertos debates sobre las relaciones personales entre los residentes de la Casa Blanca y el Kremlin. Un mundo comprometedor- se especula- para el estadounidense, por cuestiones de faldas y otros deslices de muy difícil acomodo biográfico, encajados en peripecias de localización rusa, más precisamente aducidos según versiones.

Con todo ese género de ingredientes resulta obvio el género de montajes periodísticos que cabe hacer sobre la relación biográfica de los dos personajes. Sobre todo cuando concurren referencias de orden histórico como los escritos de Vladimir Putin sobre el presente y el pasado rusos. Textos que incluyen asertos y valoraciones en los que comparecen afirmaciones como como la utilizada para calificar la desaparición de la URSS de “catástrofe geopolítica”

No es de extrañar, por tanto, que quien define de la referida forma la desaparición de la Unión Soviética entienda que la subsistencia de la OTAN supone tanto como un “riesgo catastrófico” para la Rusia subsistente. Que no obstante se arremangó y anexionó Crimea. Pero volviendo a Trump y sus pronunciamientos críticos sobre la OTAN, no estará de más tildarle de “descoyuntador”, tras de decirlo así en el encabezamiento de esta nota. Apearse del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático o del suscrito contra las bombas iraníes, siendo hechos graves no lo serían tanto como abandonar la OTAN.