Nicaragua y Venezuela en el “Alba de la represión”

La cuenta de los muertos en la revuelta comenzada en Nicaragua el 18 del pasado mes de abril, en la que se integra también el balance de los desaparecidos realizado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, es contabilidad que corresponde a panorámica de ciclo histórico en que se integra el propio abismo político, social y económico en que se encuentra también sumida Venezuela. Hecha la salvedad de que el caso nicaragüense corresponde a un compás de muchos más años.

Pero es lo relevante el hecho de que tanto un caso como el otro han merecido la censura política de la Organización de Estados Americanos y de la crítica prácticamente global de la comunidad iberoamericana. Y en lo que respecta a Europa, otro tanto; principalmente, como es lógico, por parte de la UE. Sólo desde el ámbito del populismo recibe la pertinente y y muy remunerada acogida el doble paradigma progresista de Nicaragua y Venezuela. Ambas, en el Alba de la Represión Liberticida.