Toma cuerpo el procesamiento del 'proces'

El coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos ha declarado ante el Tribunal Supremo que los responsables del orden Público en el Gobierno d la Generalidad incumplieron con su deber en lo referente a la preservación de las condiciones derivadas del veto judicial a la celebración del referéndum del 1 de Octubre pasado. La desobediencia manifiesta de tales gobernantes se vino a traducir en la pasividad de los agentes del orden autonómicos en los trances de agitación y resistencia expresado desde los tribunales.

La responsabilidad de los gobernantes se manifestó entonces ante el cumplimiento por los mandos de las instrucciones de Trapero, acordes con el nivel político de la Generalidad, y opuestas al estatus de dependencia. Así fue posible que saliera adelante la ficción fantasmal de una supuesta consulta democrática: utilizada luego por el “proces” como soporte propagandístico ante la galería internacional. Es decir, Como munición y soporte de lo posteriormente actuado con la “operación Bruselas” de "Puigdemont y sus Cuates".

Atención pues a cuanto se regurgita judicialmente sobre lo habido en lo penúltimo del Proces. Es la hora de los Jueces. O, dicho y visto de otra manera, de la certificación de la democracia española. Algo que tiene tanto de razón de ser por sí, como de oportunidad y antídoto de "postverdades".