Arranca el proceso sobre el camino al golpe en Cataluña

huelga cataluña

Tras de la crónica sobre lo actuado por los agentes de la trama golpista en Cataluña contra la unidad política de España, el juez del Tribunal Constitucional Pablo Llarena, recaba de la Guardia Civil la información pertinente sobre lo actuado por individuos y organizaciones políticas que han protagonizado la preparación del asalto al Estado hasta el momento de la activación del artículo 155 de la Carta Magna, que es el instrumento compartido por varias de las  Constituciones nacionales integradas en la Unión Europea. La unión en los fines de los Estados nacionales que comparten la aventura histórica de la propia unificación, postulaba que ésta se viera asistida por iguales recursos en el orden instrumental de los medios.

Así las cosas, cuando la deriva del fraccionamiento nacionalista saltó de las palabras a los hechos, de la retórica a la “praxis”, hasta transgredir los límites fundamentales de la ley, el instituido orden constitucional y democrático, permitió al Gobierno de la Nación activar la vía correctora que nuestra Carta Magna incluye en su estructura jurídico- política.

De tal suerte, el juez Pablo Llarena, del Tribunal Constitucional, investiga a estas horas a los protagonistas del  proceso rupturista, sirviéndose de las funciones y capacidades de la Guardia Civil para obtener información detallada de la participación de los grupos independentistas, que integran la nómina de los actores ejecutantes del Proceso de ruptura. Los grupos o partidos y sus componentes directivos componen el objeto de las tareas informativas realizadas por la Benemérita en términos siempre de acreditada probidad. Tareas que incluye a las organizaciones como a  sus responsables y los propios hechos y supuestos todos de infracción de la ley.

El formato garantista en que se realiza el procedimiento, conforme al orden democrático, determina de principio a fin, que no se pueda decir que en España existan ”presos políticos”.

Sobre el autor de esta publicación