¿Utiliza Rusia a Venezuela en sus injerencias informáticas sobre España?

La base de los comportamientos internacionales de una potencia, como es el caso de Rusia en las injerencias informáticas sobre España, tanto puede proceder originariamente del espacio físico del poder estatal que se injiere, como del espacio de otro ente soberano que colabora en el proceso de intromisión por causas diversas, políticas o económicas. Sería en este caso el de la Venezuela de ahora mismo, sometida a la dictadura del chavismo conducida desde las trapacerías de Nicolás Maduro.

Se trata de un régimen y de una situación en el que, de una parte, tiene peso determinante el sesgo ideológico del actual presidente del país, y de otro punto, el hecho de que Gobierno ruso acaba de facilitarle un económico balón de oxígeno por vía de una demora parcial en el pago de la deuda que tiene contraída por la compra de material militar ligero, adquirido en su día para pertrechar menos al Ejército del país que a las milicias del régimen, sin las cuales no se sostendría el régimen de fuerza “civil” que sostiene actualmente el sistema chavista.

Vista la cuestión de las injerencias ruso-venezolanas, resueltas en las falsas versiones sobre las circunstancias reales del proceso habido en Cataluña, es fácil entender la holgura formal en que se instala el Estado ruso cuando rechaza toda responsabilidad en la falsificación de la realidad política española en la cuestión de Cataluña.

De otro punto, es de advertir la motivación rusa para inducir la cooperación de Caracas con Moscú ante la participación española en la  ecuación de  defensa integrada – con Francia, Alemania e Italia- dentro de la Unión Europea.