Los partidos separatistas tocan a rebato

Pautados por las renuencias a comparecer del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, las formaciones secesionistas ANC. y Junts pel Sí, convocan manifestaciones frente al Parlament este jueves a las 5 de la tarde, en la previsión de que a esa hora la Cámara haya proclamado por el Renuente la independencia del ente autónomo, y para que el suceso tenga asistencia coral de los convocados. Como contrapunto a lo mismo, para dos días después, Sociedad Civil Catalana hace su propia convocatoria para el próximo domingo. La tensión política en Cataluña alcanza cotas de pleamar entre el activismo secesionista y el grueso de la sociedad civil, nacional y moderada por los cuatro costados.

Entre tanto, fuera de Cataluña y remontando el desgarro en que insiste el secesionismo, preparada y dispuesta está la respuesta al desafío que contiene la Constitución de 1978. Una fórmula la del Artículo 155, común a varias Constituciones europeas, inspiradas todas ellas en el paradigma de la Carta Magna de la República Federal Alemana.

La de Europa es dinámica de integración que discurre por escenarios a veces de lo contrario: de fractura y fragmentación. Frente a ello se vino a concebir, desde la ciencia alemana, el “antibiótico” jurídico – político al que responde nuestro Artículo 155.

Montar la disyuntiva entre esta llave constitucional y la opción táctica de unas elecciones, es tanto como confundir el rebuzno con la berrea