Veinte días norcoreanos de amenaza nuclear sobre la isla de Guam

Cuatro misiles con carga nuclear apuntando la isla de  Guam, conforme afirma el régimen comunista de Corea del Norte, abren el escenario geoestratégico en la costa asiática del Pacífico Occidental, para los próximos 20 días del cursante mes de agosto. Según Kim Jong-un tal dispositivo compone los términos de lo decidido en respuesta a lo manifestado por el presidente Donald Trump sobre el riesgo que supone para la paz del mundo la acumulación de poder atómico al norte del Paralelo 38 por parte de la dictadura comunista hereditaria, tanto en número de artefactos nucleares como en términos de vectores disponibles para su lanzamiento.

El tono de las declaraciones y el género de los planteamientos de una y de otra parte, la norcoreana y la estadounidense – que ha venido subiendo monótonamente a través de un largo periodo de tiempo – ha tenido un cambio muy positivo, impensable incluso hasta tiempo bien reciente con  la variación tanto de China como de la Federación Rusa. Se ha pasado del previo a incondicional apoyo a la cerrilidad norcoreana a la propuesta apoyo para el regreso a la mesa de negociaciones.

Aunque también es de reconocer que en tiempo ya lejano se estuvo en la opción negociadora, que se vino abajo porque a Corea del Norte le fueron intervenidos fondos bancarios en Macao procedentes de la venta de tecnología balística y por razón de otras materias de significación podría decirse que problemática …

Es de esperar que nuevamente se encuentren márgenes de encuentro suficientes para volver al hilo del dialogo que dé salida al actual estado de cosas. Al que son propios los horizontes de catástrofe.