Veto frente a Escocia en legítima defensa

Es legitimidad que deriva de la necesidad. No podía ni cabía hacer otra cosa. Una fracción de la unidad nacional expresada en un solo Estado no puede resolverse dando pie al principio de libre fragmentación de la unidad nacional constitutiva que soporta la existencia del Estado mismo.

Tan así son las cosas que es inaceptable de raíz la pretensión escocesa de optar a la condición de ser por sí misma parte de la Unión Europea, después de que el Reino Unido dejara de serlo tras del Brexit. La ruptura británica con la UE por medio del referéndum celebrado ocho días atrás, no puede generar procesos o demandas como la contenida en la anunciada pretensión escocesa de ser aceptada como parte de la Unión Europea.

Significaría, pura y llanamente, el reconocimiento del principio del suicidio (por disolución estatal sucesiva) de la propia Unión Europea, al constituirse y reconocerse como un todo soberano cada parte o fracción del ente estatal y nacional disidente, por la razón que fuere, del ente estatal que abandona el histórico proceso de integración – supranacional y supraestatal – iniciado con el Tratado de Roma.

Pero hay más. La marcha de la integración europea no sólo comporta a sus miembros progresos en la cooperación mutua para lo económico y lo político en discernibles términos colectivos. También lo hace, puntualmente, en términos individuales. Tal como sería, obviamente el caso de España con sus separatismos, agitándose como espermatozoides sin óvulos en su horizonte. Ahí está, como ejemplo mayúsculo, la barrera sanitaria contra la que se han estrellado una vez y otra los intentos de los secesionismos cursantes en promover y agavillar reconocimientos internacionales a su existencia como interlocutores.

El principio de unanimidad para la aceptación de nuevos pretendientes al club constituye una barrera infranqueable. El veto español a que Escocia siga en la Unión Europa sin el Reino Unido, el rechazo “radical” a negociar con territorios sin entidad estatal, ha sido puntada de doble hilo.