Contrapunto hispano-venezolano

Ha saltado la referencia a la debacle electoral padecida por el chavismo venezolano en su escenario de origen – donde ha sido electoralmente demolido – desde el puntazo electoral del chavismo podemita en las elecciones generales del domingo. Algo logrado – como ha sido advertido – por vía de la revolucionaria pesca de arrastre practicada territorialmente en los caladeros de los antisistema españoles. Tan revolucionaria como el resultado electoral obtenido de tal manera, ha sido la fórmula aplicada: una confederación electoral de la disidencia política frente a los equilibrios internos de la Constitución española nacida del referéndum de 1978. Expertos en materia de Derecho Electoral y/o Estrategias de Representación Conjunta habrían de abrir un debate al respecto, cuya oportunidad es indiscutible cuando aparece preñada de situaciones nuevas la dinámica de los pactos para llegar a pactos de gobierno, pues desde este domingo todo es distinto en esta política española posterior a la Transición.
El chavismo, arrasado en Venezuela por sus urnas del 6 de diciembre parece resucitado en España por las nuestras del día 20 del mismo mes, por la vía de una suerte – podemita – de Confederación Española Izquierdas Concertadas en un propósito de cambio radical para nuestra convivencia y nuestra experiencia nacional dentro de la Monarquía reinstaurada.

Será lo normal y más probable que la complejidad del menester parlamentario español después del bipartidismo, a la hora de negociar el nuevo Gobierno, resulte un juego de niños si se le compara con el empeño del régimen venezolano en saltarse a la torera todo lo mucho que le opone la legalidad constitucional de allí y la demanda el pueblo venezolano de que se restauren las libertades y sus derechos, tal como reclama desde la prisión, en que inicuamente se encuentra, el opositor Leopoldo López.

Otra consideración a la que lleva este contrapunto hispano-venezolano es aquella que se desprende de la ruina económico-social y el oprobio en que ha resultado allí el combate a todo cuanto es propio de la democracia de las libertades. Contra las que sigue actuando el régimen bolivariano porque representa lo demoliberal… Atentos pues a lo que pretenda y resulte aquí la dicha pesca de arrastre.