El yihadismo, también fuente de contradicciones

La reunión en Bruselas de los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, en torno a las iniciativas políticas – cerca de los países árabes – para abordar la grave cuestión del yihadismo, ha coincidido con la gigantesca manifestación en Chechenia contra Charlie Hebdo: :un suceso que viene a resaltar la complejidad del problema islamista en el sentido de que los obstáculos políticos van parejos con la violencia terrorista que el yihadismo genera, principalmente en los más diversos escenarios, tanto en Europa como en Asia Menor y en África .
El turno europeo en la presente etapa de su desarrollo, brutalmente iniciado con el doble planteamiento de las muertes en París – de una parte en el caso del semanario satírico y de otra con el asalto a un supermercado judío, refleja en el orden de los resultados de la respuesta occidental a su nueva fase – articulada por el Estado Islámico con su irrupción de Iraq y Siria -. Resultados decepcionantes en el orden de la respuesta militar de la Alianza occidental y evidencias claras de que todo queda por hacer en el orden político…

En este segundo plano merece atención suficiente la iniciativa de la diplomacia española de articular a corto y medio plazo una puntual cooperación europea con los Gobiernos norteafricanos. Una interlocución palmariamente necesaria porque se corresponde con la frontera política de Europa en el mundo mediterráneo. Al propio tiempo, merece detenerse en la consideración de que el auge de este islamismo terrorista tiene su principal punto de apoyo en las explosivas contradicciones políticas y diplomáticas entre las que fluye la sangrienta guerra civil siria, donde colisionan los intereses rusos y norteamericanos, generando un bloqueo que ha sido la condición suficiente para que el Estado Islámico irrumpiera en condiciones inmejorables para su campaña tanto en la propia Siria como en Iraq.

Pero la manifestación chechena de rechazo a la condena de los hechos terroristas de París ha venido a resaltar la grave importancia de la penetración del radicalismo terrorista musulmán también en el mundo ruso. Problema que cabe identificar como una de los factores que están en la base de este integrismo terrorista. Sin la reverdecida tectónica de placas de la nueva tensión entre Rusia y el mundo euro-americano por causa de Ucrania, es probable que el terrorismo yihadista no hubiera alcanzado la talla que ahora mismo presenta.