Buen año de brevas

“Quiera Dios que no conozcas un buen año de brevas”, dicen por si sedienta tierra de Elche, quizá porque la falta de lluvias que le es tan propia, a la par que tan necesaria para la abundancia y más plena maduración del primer fruto de la higuera, traduce en esplendidez de ésta el ruinoso resultado […]