"Susana está en la cobarde guerra sucia"

Antes de la cena hablo con dos socialistas pata negra, con trienios, que fueron felipistas de pro y ahora están inundados por la decepción. Están que trinan. Con todo y casi todos, pero por encima de cualquiera con Susana Díaz. Aquí van los comentarios que me han hecho. Sin más. Sin valoraciones ni comentarios. Sobran.

“El PSOE puede desaparecer, y eso sería horrible para quienes nos hemos dejado la piel por el partido y nefasto para España. Ha habido una falta de responsabilidad general impropia de nosotros. Un cúmulo de errores que viene de muy atrás. Todo empezó el día que Zapatero cedió ante Europa. Desde ahí, un dislate permanente”.

“Pedro Sánchez debió irse el 20 de diciembre de 2015. Al menos, una vez que decidió quedarse, tenía que haber actuado de otra forma, buscando una salida honrosa, haciendo un movimiento táctico y estratégico que no era tan complicado, haber apretado a Rajoy, que estaba por la labor, haber facilitado la investidura, que es lo que vamos a hacer ahora, con condiciones duras, severas, y desde la oposición haber reforzado los cimientos internos. Habría sido la preparación de una probable victoria en tres o cuatro años. Pero se empecinó. Y no solo eso, tras perder también en junio, a muchos nos ha engañado, se estaba trajinando un Gobierno imposible con el apoyo de Podemos, sus mareas de los cojones y los nacionalistas e independentistas. Un disparate”.

“El bochorno del Comité del 1 de octubre nos va a costar muy caro. No se ha remediado con el de ayer. La decisión es acertada, pero llega muy tarde y con el partido descosido. Los más elocuente fueron los silencios y las ausencias. La decisión de abstenerse en bloque no es una solución interna. La fractura es de órdago, y la investidura va a pasarnos una factura severa”.

“El mandato imperativo no es que sea inconstitucional, que lo es. Es que va a hacer estallar a muchos. Javier, el hombre, ha hecho lo que ha podido, pero el resto no hemos ayudado. Y lo de Susana no tiene nombre. Está actuando desde hace tiempo con una cobardía insuperable. No se Felipe a qué juega, que consejos le está dando, pero su influencia está siendo negativa”.

“Ahora Susana quiere a toda costa la ruptura con el PSC, aunque en las declaraciones de sus títeres se diga lo contrario, que si hay rebelión del PSC y votan no habrá que ver lo que se hace. No. Ella, y ellos, que le bailan el agua, lo que quieren no es una multita para los díscolos, lo que desean es la ruptura definitiva de dos partidos con sustento jurídico diferente desde la transición, cortar definitivamente y crear una federación del PSOE de verdad que compita con el PSC. Y está actuando con enorme cobardía en una guerra sucia que se puede llevar por delante a todo el partido en su sueño de llegar a Madrid”.

“Susana no quiere unas primarias en las que alguien le pueda competir o hacer sombra. Sus primarias fueron una risa. Ella sabe que en Cataluña, la Federación con más militantes con voto después de Andalucía, no tiene posibilidad alguna de ganar, y si les saca de la carrera sus posibilidades de éxito crecen. Y en eso está, aunque ella y los suyos pongan gesto de yo no fui, carita de corderos degollados y vayan de buenos. Son los reyes del fango, sí, del fango, no del mambo, gobiernan Andalucía como un cortijo, y pretenden llegar a Madrid. Pero les falta cuajo, experiencia, valentía, coraje y un discurso político de fondo”.

“Es muy irresponsable llevar al partido al borde del precipicio, que es donde estamos. Entre ella y los barones que para no perder el apoyo de Podemos y poder seguir gobernando insisten en el no es no, nos pueden terminar arruinando a todos. El PSOE está en la UVI, y en la UVI no se vive, o se sale rápido con aire renovado y fuerza para seguir o se va uno al cementerio. En eso estamos. Y Susana, a lo suyo. Lamentable”.