ELECCIONES DEL 23J

Feijóo acepta un cara a cara con Sánchez y anuncia que suprimirá Igualdad: "España no está para estas cosas"

El líder del PP promete que si alcanza la Moncloa derogará la Ley Trans y la Ley de Memoria Democrática y hará "ajustes" en la de eutanasia y en la de educación

Feijóo acepta un cara a cara con Sánchez pero rechaza imposiciones.

EUROPA PRESSFeijóo acepta un cara a cara con Sánchez pero rechaza imposiciones.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado este martes que no tiene "ningún problema" en debatir con el presidente del Gobierno y ha subrayado que ante las elecciones generales del 23 de julio está dispuesto a celebrar un cara a cara con Pedro Sánchez. Tras asegurar que los debates "se negocian, no se obligan", ha achacado esta "ocurrencia" del jefe del Ejecutivo a que en campaña "no puede salir a la calle" ni "hacer muchos mítines porque no puede movilizar" al PSOE. Además, Feijóo ha prometido que si llega a la Moncloa derogará la Ley Trans porque "es más fácil cambiarse de sexo que sacarse el carné de conducir" y la Ley de Memoria Democrática y también suprimirá entre cinco y seis ministerios, entre ellos el de Igualdad porque "España no está para estas cosas".

"No tengo ningún problema en tener un debate cara a cara con el señor Sánchez. Va a haber un cara a cara entre el señor Sánchez y yo en la campaña electoral. Espero que el señor Sánchez acepte un cara a cara con el presidente del PP", ha afirmado Feijóo en una entrevista en Onda Cero, un día después de la oferta del presidente del Gobierno de celebrar seis debates hasta los comicios del 23 de julio.

Al ser preguntado expresamente si tiene miedo de debatir con Sánchez, Feijóo lo ha negado de forma rotunda y ha señalado que la "ocurrencia" de celebrar seis debates obedece a las "urgencia" del jefe del Gobierno en este momento. "Esto me recuerda a un guión de alguna película del oeste, le reto a usted el lunes a tal hora, durante los seis próximos lunes", ha ironizado.

En este sentido, ha recalcado que los debates electorales "se negocian" entre los equipos de campaña, "no se obligan ni se establecen por una parte interesada". "Comprendo la estrategia del señor Sánchez, no puede salir a la calle pero eso no es un problema mío y no puede hacer muchos mítines porque no es capaz de movilizar a su partido, pero eso tampoco es un problema mío", ha enfatizado.

En cualquier caso, ha garantizado que se debatirá "en la forma y el contenido que se acuerde, sobre todo una vez conocido quienes son las personas que se presentan a las elecciones y cuáles son sus líderes". Así, se ha preguntado quién se va a presentar por parte de Podemos y por parte de Sumar, y si "habrá un Sumar-Podemos o no".

De la misma manera, ha preguntado "quiénes son las personas que van a acompañar a Sánchez en esta coalición" que, según ha dicho, antes "se llamaba Frankestein y ahora parece que se llama Kleenex porque no le interesa para nada quienes han gobernado con él" en esta legislatura. Y ha ironizado sobre el papel en el debate de Arnaldo Otegi (EH Bildu) o Oriol Junqueras porque para saber las cosas que "oculta" Sánchez en Euskadi o en Cataluña hay que escuchar a ambos líderes, que según el líder del PP han pactado un estado plurinacional o un referéndum de independencia para volver a investir al líder del PSOE.

Por tanto, Feijóo ha indicado que, una vez que se despejen las candidaturas, hay que hacer lo que se ha hecho "siempre", que se reúnan los equipos de campaña y establecer las "fórmulas para debatir". "Pero yo ya digo por supuesto que se debatirá, yo no me voy a esconder del señor Sánchez, entre otras cosas porque probablemente aquí tengamos los mismos tiempos", ha manifestado, en alusión a los debates parlamentarios de este último año en el Senado donde Sánchez disponía de tiempo ilimitado frente al tiempo tasado de los grupos.

Respetar los plazos y el procedimiento

En cuanto a si será un cara a cara con Sánchez o un debate con líderes de más partidos, Feijóo ha indicado que "hay que ser respetuosos con los plazos, con las fórmulas y con el procedimiento". "Por supuesto se debatirá pero los debates no se obligan, los debates se negocian", ha abundado.

Feijóo ha explicado que las campañas electorales "son mítines, actos en la calle" o "actos sectoriales" y ha agregado que él quiere "hacer una campaña electoral a pesar de la fecha elegida unilateralmente" por el jefe del Ejecutivo para los comicios.

Además, ha indicado que en este momento, más que los debates, es "más elemental" conocer el documento que el Gobierno remitirá a la Unión Europea de un importe de unos 90.000 millones de euros con los "hitos, obligaciones y compromisos de los españoles" que el PP "desconoce" y del que "no dispone de ninguna información". "Y si hay un cambio de gobierno lo tenemos que cumplir nosotros. Eso sí que es un debate que afecta a todos los españoles y no al español Pedro Sánchez", ha exclamado.

De la misma manera, ha indicado que en las próximas semanas tomarán posesión varios presidentes autonómicos que tienen que ejecutar los fondos europeos y "ninguno" de ellos "conoce absolutamente nada de cuáles son los compromisos que van a asumir una vez que tomen posesión de sus cargos".

"Pero es que ni siquiera los presidentes autonómicos actuales que no tuvieron elecciones, que no tuvieron elecciones, conocen cuál es el contenido y alcance de lo que deben de hacer con esos fondos", se ha quejado, para criticar que en este país se esté "jugando con una serie de titulares y de excentricidades" cuando a la gente lo que "le importa" son cuestiones como la relativa a los fondos europeos.

Además, ha subrayado que España está a las puertas de una Presidencia de la UE y no hay una agenda pactada entre la oposición y el Gobierno como se hizo en el pasado. "Por lo tanto, un señor que ha sido presidente del Gobierno, y todavía lo es, durante cinco años, que no ha querido debatir los asuntos de Estado con la oposición, no tiene ninguna legitimidad para imponer ni para concretar planteamientos de este tipo", ha manifestado, para reiterar que él está dispuesto a debatir con Sánchez antes del 23 de julio.

Insta a Vox a facilitar gobiernos

Por otro lado, el presidente del PP ha instado a Vox a facilitar gobiernos del PP, como el de María Guardiola en Extremadura, porque de lo contrario el partido de Santiago Abascal "está votando al PSOE" y eso "va en contra" de sus "principios y compromisos electorales".

El jefe de la oposición ha mantenido este martes que no renuncia a conseguir mayorías absolutas como las de Andalucía o Madrid y como la que ya logró como presidente autonómico en Galicia. Sobre las negociaciones autonómicas, donde el PP depende del sí de Vox en la Comunidad Valenciana, Extremadura y Aragón y de su abstención en la Región de Murcia y Baleares, Feijóo ha subrayado que ha dado autonomía a sus barones para intentar investiduras.

Además, ha expresado su confianza plena en Guardiola en Extremadura y ha destacado que empató en escaños con el PSOE y que ella entienda que le "corresponde gobernar". Feijóo argumenta que una vez que el PSOE no acepta que gobierne la lista más votada se juegue con las reglas que sí acepta.

En su caso, el líder de los populares se compromete a no ir a la investidura si no es el más votado y ha emplazado a que Sánchez diga si asume el mismo compromiso.

En Barcelona, Feijóo espera la propuesta de Daniel Sirera (PP) que tiene la llave del Gobierno, con la premisa de que "la mayoría de ciudadanos" no acepta "el tique" Jaume Collboni-Ada Colau.

Por otra parte, ha enmarcado en el contexto de un mitin electoral la afirmación de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, sobre que Sánchez se irá como llegó, con un "pucherazo", y ha defendido que, como cuando él habló de "apartheid" en las aulas catalanas, son fórmulas que los políticos usan "normalmente copiadas de muchos periodistas".

Derogar leyes y suprimir ministerios

Feijóo ha desgranado este martes varios compromisos si alcanza la Moncloa. Así ha anunciado que hará "ajustes" en la ley de eutanasia que el Gobierno de coalición aprobó en 2021. En concreto, ha afirmado que pedirá informes al Comité de Bioética y después se pronunciará. También quiere el líder de la oposición hacer cambios en la ley de educación y derogará la Ley Trans y la Ley de Memoria Democrática para volver a la ley de memoria histórica aprobada en 2007 durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Según el líder de la oposición, son leyes "de minorías" que atentan contra las mayorías.

Por otro lado, también ha anunciado que piensa suprimir entre cinco y seis ministerios como el de Consumo o Igualdad porque "España no está para estas cosas". Su idea es que estos dos ministerios regresen a otras carteras, así como volver a unificar Seguridad Social y Trabajo en un único ministerio y también Cultura, Universidades y Educación.

También, promete además rebajar el IRPF en los primeros cien días o poner en marcha una nueva ley del Poder Judicial.

Críticas a la supresión de Igualdad

La intención de derogar la Ley trans y prescindir del Ministerio de Igualdad anunciada por Feijóo han despertado las críticas del Gobierno y el movimiento feminista, con palabras como las de Irene Montero, quien avisa de que la lucha feminista "no ha hecho más que empezar".

"Feijóo dice que derogará la Ley Trans y eliminará el Ministerio de Igualdad. No es solo una reacción al Gobierno de coalición: es un nuevo intento de disciplinar al movimiento feminista y LGTBI, que está a la vanguardia del avance de derechos en todo el mundo", ha señalado Montero en su cuenta de Twitter.

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, también ha acusado a Feijóo de tener como proyecto político la derogación de los avances que se han logrado durante esta legislatura. "Es bastante evidente que el proyecto político del líder popular es destructivo", ha señalado Bolaños durante el Consejo de Ministros de hoy, donde ha apuntado que Feijóo debería "aclarar con detalle además "cuáles son los retrocesos con los quiere castigar a los ciudadanos".

Asociaciones feministas como la Fundación Mujeres también han criticado las palabras del candidato del PP, a quien han señalado que "si quiere quitar el Ministerio de Igualdad, deberá incluir estas competencias en otro departamento". "Las políticas de igualdad no se pueden eliminar de un gobierno occidental a día de hoy", ha advertido la directora de la fundación, Marisa Soleto, quien ha recordado que España tiene un compromiso internacional en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, y que esta afecta directamente a cuestiones como el desarrollo económico del país.

Desde la Federación Estatal LGTBI+, su presidenta, Uge Sangil, ha denunciado que el líder popular "ni siquiera se ha molestado en leer la ley" y solo "defiende el no sistemático" a los derechos de las personas LGTBI. "El PP pretende quitarnos los derechos que hemos logrado con años de trabajo y lucha", ha lamentado Sangil en un comunicado, donde ha defendido que "un candidato que apuesta por retroceder, que cree en una sociedad peor, que considera a las personas trans como enfermas, no está capacitado para representar a nuestro país".