Resaca postelectoral

Bueno, pues el primer paso ya está completado. Las elecciones han tenido lugar en paz y tranquilidad sin incidentes reseñables, algo también a destacar y así lo hacemos en esta columna.

Ahora viene los más difícil y eso ya se sabía: los pactos y acuerdos posteriores para gobernar, concretamente en Ayuntamientos y Comunidades Autónomas. La hora de la verdad para validar o no los resultados electorales. Más o menos como el VAR en el fútbol. Porque además todo es más difícil al desaparecer el bipartidismo, sustituido por el fraccionamiento partidista, muy difícil de seguir muchas veces, tal es la multiplicidad de nombres, confluencias y similares. Es difícil hasta para comentar los resultados y consecuencias de ese primer paso, el electoral que, por supuesto, es el fundamental porque recoge las preferencias ciudadanas que esta vez, otro aspecto destacable, han aumentado su afluencia a las urnas, incluso en la votación de algo que parece ( digo “parece” pero no lo es) tan lejano como es la Unión Europea, aunque ahí según expertos ha ayudado la simultaneidad con las elecciones domésticas, más cercanas. Es lo que se llama “efecto arrastre” que bienvenido sea.

Algunos aspectos más destacables en estas elecciones domésticas: Uno, indiscutible y es que el gran vencedor ahí es el PSOE, con efectos no sólo internos sino también en su peso en la UE ( otra cosa que habrá que ver es si sabe capitalizarlo con iniciativas en la misma. Esperemos y deseemos que así sea: Su cabeza de lista conoce bien ese teatro de operaciones.)

Segunda conclusión: el PP sale menos dañado de lo que se pensaba ( incluso, seguramente, por ellos mismos). No hay “adelantamiento” ( me resisto a utilizar el vocablo “Sorpasso”por respeto al grandioso film de Dino Rissi, título aquí, curiosamente, traducido “La escapada· con Gassman y Trintignant de estrellas), incluso en la elección más seguida, la Comunidad de Madrid (capital de Iberoamérica,Casado “dixit”), el PP salva los muebles , casi de milagro y de rebote, para alivio de Casado, que al parecer designó directamente los dos candidatos en arriesgada apuesta personal, y que le salvan ,seguramente que para decepción de muchos de sus compañeros de partido ¿no creen uds?.De todas maneras tanto Almeida como Díaz Ayuso , si finalmente se coronan( algo todavía por ver cuando escribo estas líneas), lo van a tener crudo, sobre todo la segunda , objeto durante la campaña de muchos ataques, algunos bien merecidos.

Tercer tema destacable ( y aquí seguimos refiriéndonos a partidos de alcance nacional) es el gran pinchazo de Podemos(alias Unidas Podemos) , en el que habrían tenido influencia, primero errores propios reconocidos por el mismo Iglesias aunque sin el corolario de su dimisión al menos hasta ahora y después, la denominadas confluencias. Entre los primeros, la espantada del “ contorsionista” ( otros utilizarían terminología más hiriente) Errejón que buscó el amparo de la maternal e influyente figura de Carmena, convertida en paradigma de la izquierda frente a la amenaza del superpoblado centro derecha ( más bien derecha pura y dura).Aquí la incógnita puede ser parecida a la que plantea a sesudos críticos futboleros la derrota del FC Barcelona en la final de la Copa del Rey. ¿Es un pinchazo aislado o es el fin de un ciclo? , en el caso de Podemos iniciado con aquello de “Asaltar los cielos”( textual). Veremos, el tiempo lo dirá. Ahora decepción en sus filas y menor probabilidad de su entrada en gobierno de coalición con el PSOE. Si es así, efecto feliz de estas elecciones.

Cuarto punto a destacar: no es tan fiero el león como lo pintaban y esto referido a Vox casi un partido con tan solo peso en la Comunidad de Madrid aunque con capacidad decisoria para gobiernos en otras. Frente a opiniones en contra, mi modesta opinión es que es mejor que estén dentro de la escena política actuando a la vista de todos que entre bastidores, semiocultos, alimentando leyendas. Hay que enfrentarlos con argumentos de peso, debates, acción política y con la aplicación de la ley si se la saltan. Justo lo que no se ha hecho con los “indepes” catalanes , sobre todo durante la absentista presidencia de Rajoy. Así que bienvenidos señoras y señores de Vox a la escena nacional y desplieguen ahí sus encantos ( si es que los tienen, cosa que dudo mucho) y luego que el ciudadano opte. Otra cosa muy distinta es, por necesidad propia, facilitarles su entrada e incluso llaves en gobiernos o mediante pactos de legislatura. Eso con la extrema derecha es mucho más peligroso así que precaución y pocas alegrías.

Lo ocurrido en Cataluña y. más específicamente en Barcelona, exige comentario aparte por razones obvias. “Roma no paga a traidores” se decía pero aquí a la vista de que Ernest Maragall, (un submarino separatista en el PSC muchos años hasta que ha salido a flote) puede ser alcalde afirmando como reciente perla que proclamará la república parece que “Barcelona sí paga a traidores”.Confiemos en que el PSOE ,como parece ha afirmado, hará todo lo posible para evitar el entronizamiento de Ernest Maragall. Ojalá sea así.

Amigo lector, hasta aquí mis comentarios sobre algunos aspectos, los que entiendo de mayor interés, de las elecciones recientes. Solo de las municipales y autonómicas. Quede para otro día lo relativo a las europeas. Insistamos en su importancia a pesar de su lejanía. Todo lo que allí pasa nos afecta mucho y cada vez más. Además, es imprescindible una reforma a fondo de la UE para precisamente hacerla mucho más cercana a su ciudadanía al mismo tiempo que más eficaz, más democrática y más equitativa. Ni más ni menos que eso.