La mano que mece la cuna de Trump

Si hay alguna mano que mece la cuna de Trump esa parece ser, al menos de momento, la de Steve Bannon, creador de la muy influyente web Breitbart News (la tercera en el sector conservador en EEUU) y ahora nombrado por Trump su estratega jefe e integrante del muy importante Consejo de Seguridad Nacional. En fin, es alguien que “has the President´s ear” como allí se dice.

www.buzzfeed.com ha publicado recientemente la transcripción no editada de una reunión de un grupo de personas con Bannon. Leer esa transcripción arroja luz sobre el trasfondo ideológico de esta gente, hoy enormemente influyente en todo el mundo. Veamos algunos puntos.

Interesa destacar el lugar de esta reunión que tuvo lugar el verano de 2014. Una pequeña sala en el Vaticano y convocada por el llamado Instituto de la Dignidad Humana, fundado para difundir una “voz cristiana” en la política europea e integrante de la denominada “derecha religiosa”.

El planteamiento central de Bannon es que hay una crisis del mundo y más concretamente del “capitalismo Judeo-Cristiano”, un “enlightened capitalism”, sistema que ha creado una enorme riqueza y del que se declara apasionado seguidor. Frente a ese capitalismo está el “crony capitalism”, el de compinches, el de Davos, el que no ha castigado a los de Wall Street por la crisis financiera que ha causado “la revuelta populista” tras 2008. El capitalismo en compadrazgo con el Estado. Ese es el enemigo principal como lo es en otro plano lo que llama “el fascista jihadismo Islámico” contra el que hay una “guerra abierta de inmensas proporciones”.

Bannon afirma que hay un “global tea party movement” y “lo que nos une a los integrantes es un movimiento populista de centro derecha, de clases medias y de hombres y mujeres trabajadores hartos de seguir las órdenes del que llamamos partido de Davos”. Esos grupos están hartos de ese capitalismo corporativista y su movimiento es “una revuelta global”. Insiste en que él es partidario del capitalismo, de un capitalismo “mejor cuanto más duro”, de ese basado en el JudeoCristianismo hoy en crisis por la “inmensa secularización de Occidente”, otra tendencia enormemente preocupante para él.

En suma, enfrentamos “una crisis de nuestra iglesia, una crisis de nuestra fe, una crisis de Occidente, una crisis del capitalismo”.

Las ideas de Bannon son de gran interés y lo son por la posición que ocupa en este momento y por su influencia sobre Trump, algo en lo que todos coinciden. Esas y otras ideas del mismo estilo, concretadas en planteamientos políticos, han sido respaldadas por millones de votantes en el país más poderoso del mundo. Algo tendrán. Algunas de las expuestas aquí serán fácilmente desechables. Otras, son muy dignas de meditación, al menos como diagnósticos.