UPyD: La regeneración democrática

Lo que están pidiendo los que, con toda la razón, protestan es lo que viene diciendo Unión, Progreso y Democracia, UPyD, desde su creación como partido político hace poco más de tres años. Está recogido en su ideario fundacional, en las resoluciones congresuales y en todos sus programas electorales, incluído el presentado para las elecciones de este domingo 22. Aunque sean autonómicas y locales, este partido siempre lleva por delante sus señas de identidad como partido con sentido de Estado ( ya el único) y con el objetivo de regenerar la democracia en nuestro país, una democracia agujereada y cerrada. Hace un par de días declaré a una agencia que el ochenta por ciento de lo que dicen quienes protestan está en nuestro programa: hoy debo rectificar, es el cien por cien e incluso les faltan algunas cosas.

Vaya por delante que la protesta está plenamente justificada y lo extraño es que no sean mucho miles, incluso millones. El grito de PSOE-PP la misma mierda es” define perfectamente la situación de agotamiento de un sistema institucional ya caduco y que demanda una urgente modificación a fondo. UPyD ha sostenido en los dos últimos años, y es el único partido que lo ha dicho , que enfrentamos no sólo una crisis económica y social sino además, y seguramente más importante, institucional y de valores. A eso responden esas justificadas protestas. Si ahora, en esta situación trágica en nuestro país no pasa algo ¿ cuando pasa algo? ¿Cuándo empieza la gente a decir basta o como viene repitiendo UPyD que “Estamos hartos de estar hartos”?

Otra cosa es el intento de manejo que algunos medios tratan de hacer de lo que está pasando. Algunos con planteamientos abracadabrantes ( dicen que ¡lo ha organizado Rubalcaba!). Otros, intentando colocarse en vanguardia para llevar el agua su molino y al del PSOE (es lo mismo) y aquí destaca un poderoso grupo multimedia siempre dispuesto a expedir patentes de lo que sea. Si una mínima parte de la atención, medida en minutos de radio o televisión y en páginas escritas, que dedican esos medios a las protestas la dedicasen a lo que defiende y por lo que trabaja UPyD, este partido tendría millones de votantes.

Pero ese es el tema central para los “establecidos”: que UPyD es ya un partido político en marcha y hay el indudable peligro de que crezca y pueda empezar a aplicar, desde las instituciones, lo que dice. En cambio, cuando la protesta, por el simple transcurso del tiempo y el cansancio, se vaya agotando se le planteará a sus partidarios y seguidores la tradicional pregunta : ahora ¿qué hacemos? La respuesta es muy sencilla y es que en democracia la única manera de participar en la vida política (mientras no se invente otra) es a través de los partidos políticos, por imperfectos que muchos de éstos sean y lo son. Entonces o fundas un partido político que es lo que decidieron quieren crearon UPyD hace tres años o votas a uno de los que existen. Lo primero es fácil de decir y muy difícil de hacer. Lo prueba el propio devenir de UPyD que tiene que enfrentar toda clase de obstáculos en una democracia cerrada con medios de comunicación alquilados y hostiles y una ley electoral absolutamente injusta, antidemocrática y franquista. Les queda entonces la opción de votar, para empezar este domingo, a un partido que , desde hace tres años, viene reivindicando lo mismo que ellos. Por favor, echad un vistazo a lo que dice UPyD y luego decidid, pero bien informados.

1 comentario

Los comentarios están desactivados.