El reino de Taifas español, bajo tutela

Si alguien, siempre hay gente extraña y poco informada, tenía alguna duda de que nuestra política económica está, desde el dramático fin de semana del pasado 9, tutelada por la Unión Europea y, más concretamente por Alemania, esa duda habrá quedado despejada después de la reunión del Eurogrupo clausurada anteayer. La ministra de Economía, Sra. Salgado, sometió al mismo el plan de ajuste fiscal presentado por el presidente del Gobierno. El presidente del Eurogrupo calificó el plan de “valiente” lo que no quiere decir que, para esas autoridades de tutela, sea suficiente. Habrá que esperar al examen por la Comisión el próximo 7 de junio. 

Este no es un examen de trámite como los que había hasta el momento en Bruselas cuando se presentaban previsiones que luego se incumplían o se retiraba la página donde se establecía la edad de jubilación y se cambiaba por otra. No son tampoco los que, desde su adhesión, ha pasado Grecia falsificando siempre sus estadísticas, algo sabido en Bruselas pero pasado por alto por el Comisario de turno. Eran otros tiempos, tiempos de abundancia, de relajo, en los que Francia y Alemania incumplían el Pacto de Estabilidad en su déficit público. 

Ahora, la catástrofe griega (tragedia que terminará, con otro nombre políticamente más correcto, en suspensión de pagos de su deuda soberana) ha encendido todas las alarmas. Más cuando el incendio amenaza con ser mediterráneo. Ahora la cosa es más seria y esa autoridad tutelar (en la que aparece al fondo, y no es juego de palabras, el Fondo Monetario Internacional) parece haber empezado a inquietarse respecto de la madre de todas las dificultades: el coste disparatado y creciente del estado autonómico, el reino de Taifas. No es ése por supuesto el único problema, hay muchos más y bien conocidos pero es indispensable que este tema salga a la luz y se evalúe y discuta seriamente, cosa no hecha hasta el momento. Y que se resuelva por la senda de la racionalidad lo que supone parar y volver atrás en muchos apartados. Es un típico ejemplo de la ley de las consecuencias no esperadas. Hay que rectificar y cuanto antes, mejor. (Otro día comentaremos un informe de la Fundación Progreso y Democracia de UPyD sobre el extracoste del estado autonómico. Asombrosamente, o no, no hay informe oficial alguno sobre este asunto, sólo elogios). 

Pero el tema de fondo sigue siendo el mismo sólo que ahora agudizado. ¿Es coherente que quien ha estado en cabeza de una manifestación, el Sr. Zapatero, se ponga, sin solución de continuidad, en cabeza de otra que viene en sentido contrario? ¿El pirómano se puede convertir instantáneamente en bombero? Si antes no tenía credibilidad, ni autoridad moral ni inspiraba confianza ni dentro ni fuera, pensemos lo que será ahora cuando, además, exige enormes sacrificios a los de siempre, a los más débiles cuando los de siempre, esa minoría de super ricos, lo son más cada vez. Atrás quedó, ya olvidada esa historieta de  http://estosololoarreglamosentretodos.org/, tras despilfarrar cientos de miles de euros de los accionistas de las grandes empresas patrocinadoras y con unos presentadores muy poco adecuados por sus millonarios ingresos para encabezar iniciativas de pretendida solidaridad. Ahora se lleva mucho más eso de  www.estosololopagamoslosdesiempre.org