Solo eres dueño de tus silencios

Isabel Díaz Ayuso

EFEAyuso

La crisis del PP, cuatro días después de las elecciones de Castilla- León, en los que la dirección nacional no ha sido capaz de rentabilizar la victoria electoral, refleja que no hay ni liderazgo, ni equipo de dirección ni estrategia. Solamente contradicciones, ruido y falta de madurez en un partido político dispuesto a jugar a la ruleta rusa con el tambor lleno de balas.

Después de los casos Bárcenas, Gürtel y Kitchen, que se difuminaban con el paso del tiempo, el mejor guion que podría esperar el gobierno de Sánchez y sus radicales coaligados, es un mix de espionaje, comisiones y corrupción en contratos públicos en Madrid.

La opinión pública exige una información concreta, completa e irrefutable. En primer lugar, qué hacía el dimitido Carromero, alto cargo en el Ayuntamiento de Madrid, siendo el ejecutor de un plan de espionaje a Isabel Díaz Ayuso. Su historial político hace inexplicable su nombramiento por José Luis Martínez Almeida, que tiene rigor y criterio propio, si no fuera por ser una imposición de Pablo Casado con quien estuvo en su gabinete hasta su aterrizaje en el Ayuntamiento.

La vinculación en el proceso de contratación del detective con la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo, a la que se refiere el audio del detective, revela que se pretendía utilizar esta empresa pública municipal para el pago de los honorarios del encargo. Empresa en la que la hibernación y postergación de profesionales competentes que se produjo desde el aterrizaje en la empresa de políticos próximos a la dirección nacional, sin mas preparación ni experiencia, no hacía esperar nada bueno.

También deben darse explicaciones por el propio Pablo Casado de su conversación con Isabel Díaz Ayuso en relación con el contrato de compra de mascarillas por la Comunidad que califica como ilegal. Un contrato de hace tiempo, de abril de 2021. Por tanto, tiene que explicar desde cuándo lo conoce; quién le aportó el contrato o la información; en qué hechos se basa para sostener que el contrato es ilegal; y si así lo ha valorado un servicio jurídico por qué no se le instó a Isabel Díaz Ayuso a iniciar un expediente de revisión de oficio del contrato en la CAM para depurar responsabilidades, o en su caso lo puso en conocimiento de la Fiscalía.

Lo que es una práctica próxima al chantaje es guardarlo en un cajón y utilizarlo en la política discrecionalmente bajo la advertencia, ten cuidado de que se lo que has hecho.

De esta situación no se va a salir sin una dimisión. Lo cual es una pesada losa a unos 15 meses de elecciones municipales y autonómicas, y meses después las generales.

El PP puede entrar en un proceso de sangría de votantes hacia Vox si no reacciona con rapidez. Y el debate entonces no será de si conforman o no gobierno de coalición, si no quién tiene la iniciativa.

Los votantes del centro derecha piden estabilidad, rigor y experiencia, con un líder capaz de aunar equipos que gobiernen y que impulsen políticas que reviertan el desastre del gobierno Sánchez. Con un partido abierto a la sociedad y capaz de integrar a diez millones de votantes alrededor de su proyecto, como ya sucedido en 2011

Una política como la que practica en Galicia Alberto Núñez Feijóo que es hoy por hoy el dirigente del PP mas capaz para ser su líder, desde la serenidad, la madurez y la eficacia. Una política de adultos y sin estridencias que cierre el espectáculo que han soportado hoy los sufridos ciudadanos que piden a lo políticos simplemente que las administraciones funcionen y solucionen algunos de sus problemas.

Sobre el autor de esta publicación