El principio de la realidad o porque Vox existe

El candidato de VOX a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (i), acompañado por el presidente del partido, Santiago Abascal (d), valora los resultados electorales autonómicos, hoy domingo en Valladolid. Vox ha pasado de 1 a 13 escaños en las Cortes de Castilla y León.

EFEVox valora resultados electorales autonómicos en Valladolid

El resultado elecciones en Castilla León, 31 procuradores PP y 13 Vox, confirma lo que les transmitía hace unos días: Vox tiene un suelo sólido que en nada se parece ni al de Cs ni al de Podemos, cuyos resultados con un procurador cada uno, reflejan el estado de ambos partidos descabezados en la política nacional.

A Vox con un candidato joven, sin antecedentes en la política, le ha bastado para convertirse en la tercera fuerza política en esta Comunidad. Una posición que empieza a consolidarse a nivel nacional y que no descarrila a pesar de los intentos de la izquierda y de una parte significativa de la prensa y de los medios de comunicación de demonizar a esta formación.

Una estrategia equivocada, a la vista de los diferentes resultados electorales y que les debería hacer recapacitar no sea que con esta estrategia estén alimentado voto para Vox en cada elección. O son muy poco convincentes o son muy lerdos.

Intentar representar un escenario en el que Bildu, ERC, Podemos y el PNV son unos partidos relucientes democráticamente que velan por el interés de los españoles y que Vox es extrema derecha, remedo del franquismo y racista es un ejercicio de estupidez y ligereza en el análisis político.

Tan estúpido como que un auto calificado politólogo iniciase su primera intervención en la noche electoral de la Sexta pretendiendo decir que Podemos había mejorado su representación, cuando las encuestas le daban dos procuradores que tras el recuento se quedó en uno.

La política de Sánchez y sus coaligados alimenta a Vox y una parte de la España mas abandona por la gestión de sus gobernantes y desengañada les da su apoyo. Esta es la explicación que, de los votantes de Cs, uno se haya quedado en su casa, otros ha votado al PP y la mayoría ha optado por Vox y las nuevas fuerzas provinciales de la España vaciada en Soria y Ávila.

Ha estado rápido Santiago Abascal cuando ha dejado bien claro que su apoyo a la investidura de Mañueco pasa por un Gobierno de coalición, con su candidato como vicepresidente. Y cuando ha abierto un puente con Soria y Ávila diciendo que sus reivindicaciones no van a quedar en el olvido, ofreciéndose a llevarlas al nuevo gobierno. Ser su tribuno. Y así ha recordado con esta expresión, el papel que jugaron en la Republica de Roma los tribunos de la plebe frente al inmovilismo de los senadores. Fueron jóvenes que combatieron el inmovilismo de los patricios que ocupaban el senado y defendieron al pueblo ante el poder omnímodo de aquellos. Poder que les permitía hacer esclavo a un plebeyo que les adeudase dinero o cereal de las cosechas e incluso quedarse con alguno de sus hijos para satisfacer estas deudas.

La izquierda coaligada en el gobierno ha demostrado su ignorancia de la geografía humana de Castilla y León. Primero desprestigiando sus explotaciones ganaderas y después ignorando que los agricultores trabajan siempre pendientes de sus deudas.

El titular del día es que el PP de Casado tendrá que capitular con Vox. Es decir, acordar unas prioridades en el gobierno, los asuntos que no hay que tocar y la estrategia para atraer a las formaciones provinciales pegadas a la realidad mas inmediata.

El segundo titular es el batacazo del PSOE, de su candidato que ya ha hecho las maletas y sobre todo de Pedro Sánchez que ha apostado muy fuerte en estas elecciones desde la sala del consejo de ministros y en la propia campaña, apoyado en los vaticinios del augur “Tezanos siempre nos equivocamos”.

El cambio de ciclo político, con Pedro Sánchez perdiendo elecciones y con bajadas espectaculares en Madrid y Castilla León esta fraguándose. Un cambio que requiere que PP y Vox actúen con inteligencia, mantengan su identidad propia y no se equivoquen en reconocer a su adversario real. El gobierno de coalición mas radical, manipulador y sectario en la historia de la democracia en España.

Sobre el autor de esta publicación