Madrid: el futuro del tablero

El debate electoral entre los candidatos a la Comunidad de Madrid no va a servir a los opositores a Isabel Díaz Ayuso para ganar votos.

En el primer tiempo intentaron imputar a la presidenta de la Comunidad los fallecimientos en las residencias de mayores, argumento que decaía con la mera presencia del ex vicepresidente de Asuntos Sociales del Gobierno de España, Pablo Iglesias que lo único que pudo argumentar es la intervención de los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias. Su ex compañera de gabinete y ministra de Defensa, Margarita Robles debió saltar en el sofá de su casa ante la desfachatez e impostura del comandante Iglesias.

Estuvo tan fuera del foco del debate Iglesias, cuyo discurso ha perdido toda credibilidad -que hacías en un lugar como este- que no fue ni capaz de agotar el minuto final para recuperar alguno de los votantes que tuvo en su día. Sobre todo, después de que Rocío Monasterio le recordara que no tardó cinco minutos en solicitar la compensación por su salida del Gobierno que revela su particular sentido de la ética en política, cuando cesó a petición propia. Solo pudo musitar con la cabeza baja una vulgar explicación.

El candidato del PSOE, Gabilondo, parecía un marciano que había aterrizado sin saberlo en el plató de Telemadrid. Pinzado por Mónica García que se atribuyó la condición de “científica” y dio una imagen agresiva y excitada, el candidato socialista mostró su inseguridad y se abrazó a Pablo Iglesias cuando en el momento final le pidió ayuda para ganar las elecciones en los doce días que restan de campaña.

Con Gabilondo, Pedro Sánchez está cometiendo una crueldad política intolerable. Lo debería haber nombrado hace tiempo Ministro de Educación y Universidades, pues sin duda mejoraría a los actuales, Isabel Celáa y Manuel Castells que están en modo Cruela De Will y El hombre sin rostro.

Isabel Díaz Ayuso no se separó de su argumentario. A Los envites de la izquierda, respondió con soltura y reitero dos evidencias. El sistema sanitario madrileño es el mejor dotado en infraestructuras hospitalarias y profesionales, que es la razón por la que vienen a Madrid a recibir servicios médicos ciudadanos de toda España cuando buscan la mejor atención que proporciona tanto la sanidad pública como los servicios de medicina privada especializada.

La segunda realidad es el dinamismo económico de Madrid, iniciado en 1995 que hace que lleguen a esta Comunidad jóvenes desde todos los rincones de España, primero para formarse y después para entrar en el mercado de trabajo. A esta realidad han colaborado una cierta liberalización de la normativa urbanística y administrativa y una política fiscal que ha contenido la voracidad recaudatoria de otras Comunidades, como la Andalucía de los cuarenta años socialistas y la Cataluña del independentismo y del 3 por ciento.

Rocío Monasterio, la candidata de Vox, tuvo intervenciones brillantes en un debate en TV, sobre todo cuando reiteró que defienden a los ciudadanos españoles sin distinción de sexo, ideología, condición, religión o creencia. Y cuando respondió al candidato de Cs, Edmundo Bal, dedicado a defender el acuerdo de coalición y a sus consejeros en el Gobierno de Díaz Ayuso, a los que no lleva en la lista. Lo que vemos hace mas inexplicable el vodevil de las mociones de censura de Campanilla Arrimadas.

Edmundo Bal es un buen parlamentario y si no hubiesen roto con el PP y no se empeñasen en crear un cordón sanitario a Vox ,habrían conservado mejor a sus electores que son, eran, fronterizos con socialistas y populares. Pero no supo responder a la acusación de que habían traicionado a sus electores que le reiteró Rocío Monasterio.

Cs está en la deadline del 5% y riesgo cierto de desaparecer de la Asamblea de Madrid. La historia de Cs, de Rivera a Arrimadas, da para publicar un ensayo de cómo se puede desmoronar un proyecto que se creó desde la nada y comenzó con indudable éxito.

Enrique Tierno dijo que los programas electorales se hacen para no cumplirlos. A lo que hoy podría añadir que los debates electorales se montan para olvidarlos.

Y mas en estos tiempos de urgencia, ante tantas calamidades, incertidumbres e inseguridades, con un Gobierno de España desaparecido, sin liderazgo y sin proyecto.

Madrid, como tantas veces ha sucedido en la historia, va a servir para avanzar el futuro diseño del tablero político.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *