Elecciones descafeinadas

Si algo está marcando la triple convocatoria electoral del 26 de mayo es el manifiesto desinterés de los ciudadanos por la campaña electoral. La programación de la agenda electoral que salió de la factoría de Moncloa sin duda ha beneficiado a Sanchez y al PSOE, pero ha contaminado de irrelevancia las municipales y autonómicas y más aun las europeas.

Esta convocatoria que tiene una fecha prefijada en la Ley orgánica, se ha convertido en un saldo electoral. Si ya de por sí son demasiado largas las precampañas y los 15 de días de campaña, el 26 de mayo llega sin motivación tras unas elecciones generales planteadas intensamente, en términos del ser o no ser de España.

Además, la imaginación al poder está ausente en los programas electorales y los ciudadanos votantes observan el panorama sumidos en la desgana, el sopor y el aburrimiento que le transmiten los candidatos.

Por ello pronostico que el porcentaje de la abstención crecerá notoriamente en esta convocatoria.

Y esta situación no traslada ningún valor constructivo para nuestra joven democracia. Los ayuntamientos que organizan la convivencia y la gestión mas inmediata y cotidiana que perciben los ciudadanos, constituyen un exponente de primer grado en la salud democrática de un Estado. En la polis griega nació la democracia y la protección de las villas y pueblos está en el origen y conformación del Estado que supera las estructuras feudales.

Desde 1978, por su parte las CCAA han asumido un panel de competencias, entre las que destacan la sanidad y la educación que constituyen, junto a la justicia, los testigos para valorar que todos los españoles son libre e iguales cualquiera que sea la parte del territorio donde residan.

Y sin olvidar a Europa y el fortalecimiento de su Institución más democrática, el Parlamento europeo que debería plantearse como el debate de mayor proyección para todos los nacionales de los Estados que integran la UE en un momento tan decisivo. La salida del Reino Unido, el crecimiento de los partidos anti europeos que retornan en su ceguera al más agrio y rancio discurso reduccionista-nacionalista y el distanciamiento de EEUU de sus socios naturales, como consecuencia de la política del presidente Trump, son tan relevantes para todos que demandan un discurso político valiente e integrador.

Europa se juega tener un narrativa propia para los próximos 50 años. Avanzar y crecer en las Instituciones y políticas europeas o caer en el desánimo y en el negro presagio de quienes vaticinan que dentro de 10 años la UE estará inmersa en un proceso de dilución.

En clave interna, el fraccionamiento del centro derecha y la esteral competición entre los actores, se observa como la absurda discusión entre los ocupantes de una nave que naufraga, preocupados en coger el camarote con mejores vistas al océano.

Según las encuestas, el PP será irrelevante en Barcelona y no gobernará ni en Madrid, ni en Valencia, ni en Sevilla que son las cinco primeras ciudades de España junto a Bilbao. Con una organización electoral perdida sin brújula en el desierto y presionado su espacio por Cs y Vox, el panorama del día después va a consolidar una nueva caída libre que provoca dudas e incertidumbre en su electores.

La proximidad de Cs y de Rivera es ya una realidad incontestable, aun cuando no parece previsible que en estas elecciones supere al PP.

Si se reconoce esta realidad que es la primera condición para reflotar una nave que hace aguas, Génova debería valorar la abstención en la investidura de Sanchez que ya ha sido solicitada.

Si en este país nuestro tan carpetovetónico, como lo describía Luis Carandell, hubiera algún poso de racionalidad germánica que matizase nuestra idiosincrasia latina, los dirigentes llegarían a la conclusión de que en muchas ocasiones políticas un pacto es la solución menos mala para salvar a un país y a una organización política.

La negociación win to win no solo es un método en el mundo de los negocios, sino también un buen sistema para seguir demostrando que se defiende la Constitución de 1978 en la marejada de la política, en beneficio de lo que representan las dos partes.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *