Las dos hipótesis del mes de septiembre

En los próximos dos meses las elecciones convocadas van a definir tres espacios políticos independientes, pero que interactúan entre ellos. El poder en el Estado desde La Moncloa. El poder en Europa. Y el poder territorial en España.

Las elecciones generales del 28A no resolverán ese mismo día la gobernabilidad del país que se demorará probablemente hasta el mes de septiembre. Este es el calendario previsto en la factoría Moncloa para la investidura de Pedro Sánchez.

Ningún partido destapará sus cartas el día después de la votación, el 29 de abril, sean cual sean los resultados que obtengan, teniendo por delante la elecciones europeas y las municipales y autonómicas del 26 de mayo, cuya campaña electoral real va a solaparse con la campaña oficial de las generales.

El primer partido que se juega con las elecciones generales parece que, de momento, solo tiene una incógnita por resolver: si Pedro Sánchez. obtendrá la investidura con el apoyo de los secesionistas de ERC y del PdeCat. El escenario más previsible, dando por descontado el apoyo del PNV a la investidura, es que ERC se sume a la investidura de Pedro Sánchez. y arrastre el voto a favor del PdeCat.

En este modelo hay que situar las declaraciones de Iceta que no han sido un flatus vocis, sino una presentación concertada con la factoría Moncloa. Las declaraciones del bailón de Iceta se dirigen en primer término al caladero de votos de Podemos en Cataluña que ha mantenido una posición favorable al referéndum de autodeterminación y próxima a los secesionistas. La alcaldesa Colau es el mejor exponente de esta estrategia de constante acercamiento a los independentistas y marcadamente distante con los constitucionalistas.

Si Iceta ya diseña un horizonte futuro de independencia, la posición de Podemos en Cataluña, con Colau y Pablo Iglesias como protagonistas, queda superada y devaluada.

En esta estrategia el PSOE emite en estéreo y Pedro Sánchez. simplemente matiza a Iceta tras unos días de silencio. El mensaje es claro a la tropa independentista: con los socialistas tenéis futuro. Un futuro que el ala más posibilista de esta tropa que es ERC y Oriol Junqueras, quiere asegurar al mismo tiempo que desplaza y amortiza al PdeCat y a Puigdemont en la sala de mando, propiciando la alternativa en el liderazgo secesionista.

Solo en el caso de un radicalización del llamado procés, la hoja de ruta que los secesionistas han aplicado desde 2017 con Rajoy y han continuado después del 155 con Sánchez., jalonado por las leyes de desconexión, el referéndum del 1 de octubre y la proclamación “sin efectos” de la República, Pedro Sánchez. jugaría la carta para la investidura de Cs y Rivera, al que de momento coloca en el banquillo de los suplentes.

En todo caso, bajo la primera hipótesis que reproduce el voto que le hizo ganar la moción de censura contra Rajoy, Sánchez. optará por un gobierno monocolor del PSOE, con pacto de legislatura que permita atar los presupuestos. Pero sin dar entrada relevante a Pablo Iglesias y los suyos, devaluados electoralmente, a los que podría aparcar por ejemplo en la oficina del Defensor del Pueblo y en el Congreso de los Diputados.

En la segunda hipótesis, apoyo de Cs, y Rivera en la investidura ante una radicalización del independentismo en Cataluña que requiriese un nuevo 155, Sánchez. tampoco cambiaría el modelo de gobierno monocolor, siendo evidente que el PP votaría en tal caso a favor de la aplicación del 155.

Solo en este caso, Rivera se convierte en imprescindible por mucho que se haga correr la teoría de que el Ibex ya apuesta al rojo, es decir a Pedro Sánchez. con el soporte de Cs para mantener estabilidad y crecimiento económico.

En este tablero de la política en el que Sánchez. sigue llevando la iniciativa, PP,Cs y Vox disputan entre ellos el juego de la ruleta rusa. Cada día hasta el 28 de abril se van pasando la pistola con una sola bala, dan vueltas al tambor y aprietan el gatillo, esperando que algún día se dispare y deje solo a dos contendientes en el caladero de votos del centro derecha.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *