Andalucía sale del régimen

El cambio político en Andalucía es tan importante como lo fue el cambio en el poder municipal en los Ayuntamientos democráticos tras las primeras elecciones municipales. El color político que ha sustituido al poder establecido no es simétrico en los dos resultados electorales, pero lo evidente es que ambos acontecimientos tienen una proyección más allá del espacio político territorial.

Andalucía ha estado gobernada durante casi 40 años por el poder socialista que ha ocupado todos los resortes del poder y de las instituciones andaluzas sin ningún complejo. Desde las desparecidas Cajas de Ahorro, pasando por las Universidades y el urbanismo hasta los medios de comunicación. Nada de lo que sucedía en Andalucía acontecía sin que el socialismo andaluz tomara partido e interviniera.

El sector publico indudablemente actuaba bajo el estricto control del poder de la Junta. Los empresarios privados sobrevivían manteniendo vínculos con los tentáculos del poder y sin salirse de los tonos y peajes que les indicaban.

Susana Díaz que rumia su desasosiego en privado culpando a Pedro Sanchez de su destino, ha titulado el pacto de PP y Ciudadanos como el pacto de la vergüenza , porque dice que PP y Cs llevan escondido a Vox. El PSOE y la izquierda política en general, incluida la mediática, tendrán que ir acostumbrándose a ver a Vox en las instituciones.

Vox no es un fenómeno episódico en la política nacional. Se ha hecho visible en Andalucía, la Comunidad en la que menos se esperaba su aparición considerando el férreo control socialista. En todo caso, como dice la máxima electoral, el voto a Vox de los electores es consecuencia y efecto de los errores cometidos por los demás partido con representación en el Parlamento. Y especialmente, derivado de la prepotencia de la izquierda y sus medios afines que pensaban que Andalucía era un botín inexpugnable. Desde el día 2 de diciembre, en el que se han instalado en un infantil tremendismo, se han convertido en su mejor agente electoral para las nuevas convocatorias.

Los populares y socialistas han pagado su letra por los casos de corrupción y por no haber sabido embridar Cataluña cuando se aprobó la aplicación del 155, con la matización que desde La Moncloa Pedro Sanchez ha sido la principal oposición que ha socavado a la candidata Susana Díaz.

Adelante Andalucía también se han llevado un recado por su posición en Cataluña, pues los electores perciben que el secesionismo pretende privilegios económicos a costa de los territorios y ciudadanos con menor renta. Además el papel menguante de IU, un patio sin gobierno, unido al estilo hippy de Teresa Rodríguez, confrontan mal con los modos y costumbres andaluzas enraizadas profundamente en la sociedad.

Ciudadanos, después de practicar durante estos días ejercicios de funambulismo y distracción bastante primarios como relata Marcelo con finura, hace lo que era evidente para cualquier observador primario de la política. Apoyar la investidura de Juanma Moreno, entrar en el gobierno de la Junta y hacer real el cambio que han decidido los andaluces. Sus remilgos con Vox tendrán que suavizarlos ya que la izquierda socialista mas Podemos-IU no le van a regalar un solo voto al nuevo Gobierno. Y se necesita formar mayoría absoluta de votos para aprobar los presupuestos y los proyectos de ley.

El primer objetivo que tendrá que abordar la coalición PP-Cs es el desmontaje del entramado político construido durante estos casi 40 años de socialismo. Y al mismo tiempo demostrar con políticas concretas y reales que el cambio ha merecido la pena para que los andaluces vivan mejor.

No es tarea fácil. Juanma Moreno va a dar un salto radical cambiando el papel de líder de la oposición por el de gobernante de la Comunidad mas poblada de España con 8,3 millones de habitantes y con un territorio mas extenso que muchos países. Tiene buen carácter, aguante y moderación política. Si elige un buen equipo de gobierno con ambición de transformar Andalucía y se apoya en quienes han acreditado profesionalidad, solvencia y experiencia podrá transformar una Comunidad que por su gente, su historia y la diversidad de su naturaleza se merece, ya era hora, tener mejores gobernantes.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *