Agenda electoral y estrategia

Ciudadanos ha protagonizado el comienzo del curso político al anunciar la ruptura del pacto de investidura  con Susana Díaz en Andalucía. Una ruptura natural y lógica en la más básica estrategia política. En las coaliciones el partido pequeño no tiene más acción que identificar el tiempo  político de la ruptura que haga visible su personalidad diferenciada al electorado.

No cabe duda tampoco que Ciudadanos ha obtenido logros significativos en Andalucía en política fiscal – bajada del IRPF y subida del mínimo exento en el Impuesto de Sucesiones -. Y también que se han quedado en la gatera objetivos estimables como la reforma de la Ley electoral y  la desocupación de Canal Sur por el Gobierno socialista.

La valoración de la ruptura por los demás partidos ha sido mediocre y desigual. Podemos por boca de Teresa Rodríguez, la enemiga política número uno de Susana Díaz, ha dicho con cierta gracia que parecían el dúo Pimpinella. La izquierda mas allá del  PSOE en Andalucía tiene dos problemas: está compartida y dividida por Podemos e IU y el PSOE le ha achicado el espacio natural.

El futuro vislumbra que, digeridos por el tiempo con mejor o peor fortuna los casos de corrupción del PSOE en Andalucía, Susana Díaz crecerá por la izquierda favorecida por su posición constitucional frente al reto secesionista de Cataluña.

El PP también ha aflorado una cierta crítica a Ciudadanos con escaso acierto  ya que lo que necesita es identificar su confrontación con el PSOE, como el socialismo andaluz ha reafirmado su confrontación con los Gobiernos del PP en Madrid.

Era bastante obvio que el PP podría haber argumentado que tantos años de socialismo gobernante solo ha conseguido agrandar la diferencia de sus ciudadanos con los que residen en las Comunidades más dinámicas. Hay datos para aburrir.Y que los andaluces tienen con las elecciones una nueva oportunidad de cambiar.

Un cambio que solo es posible con el  acuerdo PP- Ciudadanos, por lo que bienvenido el partido de Rivera a la oposición para el cambio.

Que el director de ABC, Bietio Rubido, haya tenido que recordar a Pablo Casado que PP y Ciudadanos se necesitan recíprocamente y que no hay que equivocarse de contrincante, refleja la desorientación con que ha abordado la noticia el PP.

Lo más contradictorio en todo caso ha sido la crítica de Pablo Casado a la retirada de lazos amarillos que ha protagonizado Ciudadanos en Cataluña. Los votantes naturales del PP no se lo explican. Argumentar que “la retirada de lazos favorece la confrontación” y que va a solicitar a los Ayuntamientos, la Generalitat y el Gobierno de Pedro Sánchez que retiren los lazos, es un cuento de navidad y estamos todavía en temporada de verano.

El partido de Rivera se hizo visible en Cataluña porque defendió a los catalanes no independentistas del régimen opresivo, asfixiante con restricción de libertades y derechos que los nacionalistas han impuesto en una parte de España. Y lo hizo tan bien que se ha convertido en el primer partido de la oposición en Cataluña y ha catapultado sus resultados electorales en otras Comunidades, como Madrid.

La invasión del espacio público por el independentismo y la suspensión de las instituciones representativas en Cataluña – el Parlamento catalán lleva meses cerrado – es un afrenta a los derechos civiles.

¿Cómo va a defender y recuperar el PP a los votantes que le abandonaron con esta estrategia si tiene una posición tan minoritaria en Cataluña que está a un paso de ser extraparlamentario y no tiene presencia en un gran número de Ayuntamientos?

Para gobernar en España hay que ganar en Andalucía, ha declarado Rivera en  Málaga. No es totalmente cierto.

Para gobernar en España hay que ganar en Madrid y obtener buenos resultados en Andalucía y Cataluña.

Por tanto, Casado  a aplicar la aritmética como primera estrategia a la ciencia inexacta de la política electoral.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *