La política de las simplificaciones

La duda y el matiz son manifestaciones de reflexión  e inteligencia. Condiciones que han desparecido de la política en España, en la que el liderazgo político chapotea entre lo obvio y lo evidente.

Pedro Sánchez, el presidente de Gobierno accidental –la moción de censura fue una conjura contra Rajoy que se abandonó a un destino que solo él comprendía- , tiene la firme voluntad de prorrogar su estancia en La Moncloa al modo en que se ocupan los apartamentos turísticos que tanto se han extendido. Realmente es un usuario  de Airbnb que permite una estancia con duración más flexible que la rigidez de  un  alquiler.

Un estancia que dependerá del tiempo estadístico que es una variable política que resulta de la ecuación de factor complejos: de los acontecimientos exteriores más los interiores, multiplicado por las incógnitas de los aciertos propios, menos la suma de los aciertos de los restantes líderes y de los errores propios.

En la vida política es más importante estar que ser. Pasear entre las dunas de Doñana  con Angela Merkel sirve de escenario para proclamar la siguiente reflexión: “Se ha llegado a un punto en que decir que un inmigrante es un ser humano es criticado en algunos sectores.”

Y esta declaración se hace en Cádiz que, cuando soplan los vientos del sur, los veraneantes de las playas de Algeciras a Conil se hacen fotos con las pateras y las balsas varadas en la arena.

La simplificación es la renuncia a la política. En materia de inmigración se pretende explicar que hay únicamente dos posiciones: a favor  o  en contra de la inmigración. Cuando lo primero que hay que reconocer es que la UE lleva décadas ajenas al fenómeno de la inmigración de hecho, la que tiene lugar mediante la entrada en territorio europeo fuera del sistema de control de fronteras. Que en Europa  no hay una política de cooperación exterior, más allá de la estrictamente comercial, con los países de origen o de paso de los flujos migratorios. Y que no hay una reflexión demográfica sobre la UE, el envejecimiento de la población y  la formación de los inmigrantes mediante políticas educativas que difundan el acervo europeo como un sistema social, cultural  y político que favorezca la integración real.

Después de todo, bajo el sol de las marismas de Doñana y con un viento suave de levante, Angela Merkel , en letra pequeña, dice también que los inmigrantes que llegan por España no pueden tener como destino Alemania.

Pedro Sánchez ha puesto a la Guardia civil, los funcionarios públicos con mayor disciplina en el cumplimiento de las ordenes, al frente de la respuesta del Estado a la inmigración. Ocupados en acudir a los avisos de llegadas o avistamientos de pateras con los mismos efectivos y medios, el narco tráfico asentado en el área de Algeciras, aprovecha la disminución del presión, para  descargar alijos y escabullirse en los tráficos intensos del verano.

Un fenómeno, el del creciente narco tráfico en Cádiz, del que se habla en voz baja y que está adquiriendo una dimensiones  en volumen, armas  y violencia que exige un refuerzo de los efectivos y medios de los cuerpos de Seguridad del Estado y una política penal específica desde la Fiscalía General del Estado.

El curso político que comenzará  en septiembre no va a estar exento de turbulencias. A la vuelta de un mes, la Diada y antes la pretensión de veto al Jefe del Estado que se declara por el gobierno de la Generalidad, como si hubiera una frontera,  precisamente en los actos de recuerdo a las víctimas de los atentados terroristas del 17 de agosto.

¿Realmente ha cambiado algo el clima político en Cataluña? ¿Hay un elemento de racionalidad que sea el resultado de la apelación al dialogo escenificado en el paseo por los jardines de la Moncloa con el que Pedro Sánchez atendió a Torra?

De momento la única realidad, ajena a simplificaciones, es que no se ha aprobado el techo de gasto y no hay presupuestos para el 2019 en el horizonte.

¿Será por causa de las vacaciones de Pablo Iglesias y de los socios independentistas que votaron el gobierno de Sánchez en minoría o porque  son cuestiones demasiado complejas que no se resumen en una foto  en un tweet?

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *