Mantenga la calma y continúe

Albert Rivera que tiene un buen porcentaje de intervenciones acertadas, hoy no ha tenido su mejor día cuando ha valorado la sentencia del caso Gürtel, declarando que el Gobierno ha sido condenado, lo que es una noticia falsa que  trasluce una limitada formación jurídica, frivolidad e inconsistencia política.

Esta afirmación era más propia de Pablo Iglesias, sobre todo después de convertirse en el promotor de la  moción de censura dispuesto a hacer realidad su soñado periplo: de Venezuela a Galapagar y de Galapagar a La Moncloa.

En primer lugar debería reconocer que la Justicia actúa independientemente en nuestra democracia y que con medios muy limitados ha desarrollado un sólido e intenso trabajo. Se han manejado más de un millón de folios y se ha utilizado una plataforma para subir toda la documentación y pruebas con el significativo nombre de ALFRESCO que fue proporcionada por el Ministerio de Justicia y que según dice la sentencia tiene más de siete millones de usuarios.

La Audiencia ha impuesto unas duras penas a Sala de lo Penal de la Audiencia nacional ha cumplido su función constitucional, dictando un sentencia que tendrá que ganar firmeza cuando el Tribunal Supremo vea el recurso de casación.

En definitiva, un macro juicio con pluralidad de acusaciones y de imputados, cuyas defensas han planteado diversas cuestiones preliminares que la sentencia va desgranando, con citas como la de la sentencia del caso Falciani, en orden al valor de la prueba.

La sentencia recoge el voto particular del presidente del Tribunal en orden a declaración de responsabilidad civil como partícipe a título lucrativo del Partido Popular. Recomiendo a Albert Rivera y a Pablo Iglesias que lean la sentencia y el voto particular, sobre todo a fin de recordar y comprender la naturaleza jurídica del concepto de  partícipe a título lucrativo.

El voto particular incorpora literalmente jurisprudencia del TS que por su claridad reproduzco. “La responsabilidad como partícipe a título lucrativo es una responsabilidad civil directa declarada en sentencia constitutiva, pero cuya existencia en nada puede confundirse con la responsabilidad criminal, pese a que su declaración se verifique en un mismo proceso…Desde este punto de vista, existe una desconexión con el delito objeto de enjuiciamiento, tanto en relación a su autoría y participación, como respecto a la eventual posibilidad de comisión por un tercero de un delito de encubrimiento.”

Por tanto, sin desfigurar ni manipular la sentencia en base a intereses de partido de corto alcance, se pueden formular algunas consideraciones de sentido común.

  1. En los partidos políticos en estos 40 años no se ha atendido suficientemente a su control financiero y empresarial, dado que manejan cantidades significativas como consecuencia de las subvenciones ordinarias y las electorales.
  2. Esta relajación y la dicotomía entre la estructura política del partido  y los responsables de la estructura empresarial y financiera, han posibilitado en todo ellos actuaciones de personas integradas en la organización que ,bajo el manto del partido, han utilizado en beneficio propio la relación laboral  y política que  sustentaba su incorporación. Los casos Filesa, Malesa y Time Export en el PSOE o la condonación de deuda bancaria al extinto PCE y el propio caso Gürtel, así lo acreditan.  
  1. Indudablemente es reprobable sin reserva alguna la inoculación de la corrupción en los partidos políticos, con demasiados casos que han causado repulsa, indignación y distanciamiento de la política a muchos ciudadanos.
  2. Pero deslizar una imputación general a todos los que han participado o participan en política bajo el lema “todos son iguales”, es una injusticia y una actitud que solo favorece a quienes niegan la democracia que se realiza a través de un sistema de partidos.
  3. La correcta delimitación entre partidos, gobierno, administración pública y mundo económico y empresarial y una continua e intensa transparencia, hoy posible con las nuevas tecnologías, va a generar un medio ambiente en el que la corrupción tendrá indudables dificultades para anidar y desarrollarse.
  4. Plantear en este momento político una moción de censura al Gobierno de Rajoy como pretende Pablo Iglesias –una información negativa se tapa con una información peor- es un desiderátum, ya que ni Pedro Sánchez ni Albert Rivera pueden subir a un tren  que solo favorece la inestabilidad, el agravamiento de la crisis catalana y la quiebra de la senda de la recuperación económica.
  5. Mariano Rajoy es un político honrado que no se ha aprovechado ni enriquecido con su actividad política y que como ha declarado y está acreditado ante la Administración Tributaria, ha cumplido sus obligaciones fiscales por las percepciones que ha recibido por su cargo público y como dirigente del PP.

Los líderes políticos que viven en el permanente halago de sus conmilitones, suelen minusvalorar a los electores, suponiendo que son una fácil presa de sus manipulaciones discursivas con fines electorales, lo que forma parte sin duda del juego de la política.

Pero este país es lo bastante antiguo y sabio y ha conocido tiempos muy difíciles de los que ha salido con el esfuerzo colectivo, para diferenciar las distintas personalidades que conforman el panorama político actual.

Por ello, como dicen los británicos, keep calm and carry on que fue un poster motivacional que su Gobierno diseñó y  presentó en julio de 1939 ante la inminente II Guerra Mundial.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *