La realidad y las convicciones

Las declaraciones del líder de Syriza tras su victoria electoral -“se acabó la austeridad”- son un ejercicio de voluntarismo que refleja o una manifiesta inmadurez política o un monumental engaño.

Los mecanismos del marketing electoral han evolucionado desde las frases grandilocuentes hasta mecanismos más sutiles y limitados en la retórica. Los expertos dicen que la democracia cuando, está consolidada, debe ser aburrida y la épica y los liderazgos expansivos no son propios de sistemas políticos maduros, sino que corresponden a modelos caribeños, como ha recordado Rajoy.

Entre el escepticismo, la ironía y la distancia con la que los británicos tratan a sus políticos y las masas enfervorizadas venezolanas ante un Presidente enfundado en un chándal con la bandera nacional, es evidente que nuestra democracia constitucional está afortunadamente en la primera versión.

Grecia tiene un problema muy importante con sus 315.000 millones de euros de deuda pero por su posición en la economía de la UE, en la que solo representa el 2 por 100 es evidente que su problema no es el principal problema de los socios europeos. A su favor tiene el hecho de que su deuda en un 75 por 100 está en manos de los Estados de la UE y solo algo menos de una cuarta parte en manos privadas.

Por ello, el nuevo Presidente griego debe se prudente y no incomodar innecesariamente a su acreedores, teniendo en cuenta que en un mes, el 28 de febrero, finaliza el rescate y necesariamente tendrá que solicitar una prórroga a la Troika si no quiere que le corten la financiación.

Los problemas de Grecia no vienen de su plan de rescate, sean o no mejorables las decisiones de la Troika, sino de quienes llevaron al país a una situación caótica con la tolerancia de sus ciudadanos y en algunos caso con su complicidad.

Aquí en España su corresponsal, Pablo Iglesias, dice que la elección de Siryza es una prueba de que “la democracia cambia las cosas”, lo cual para estar dando clases de interino en la Facultad de Políticas es bastante primario y erróneo desde la perspectiva histórica. La democracia es el mejor sistema de elección de los gobernantes, no garantiza el acierto de los ciudadanos y necesita el permanente respeto a la libertad, a los derechos ciudadanos y al Estado de Derecho para tener eficacia transformadora. En la Historia las elecciones democráticas han dado lugar a dirigentes tan dispares como Churchill y Hitler. El primero respetó la libertad y el segundo la cegó y aplastó los derechos humanos más básicos.

Los efectos de las elecciones griegas en los mercados han sido muy reducidos y las previsiones de mimetización a la política española serán previsiblemente remotas. El cuadro de coincidencias entre España y Grecia es minoritario frente a las divergencias estructurales, económicas y sociales. Resumir Europa en una imagen Norte-Sur es una simplificación y una distorsión del análisis.En el final de los años 90 se elaboró un documento por la CEE que hacía prospectiva sobre los flujos de crecimiento en Europa que se reflejaban en un cinturón de color amarillo –sun belt– que recorría el centro de Europa, desde Londres hasta Baviera, pasando por Holanda, París, Suiza y el norte de Italia, que previsiblemente concentraría los mayores crecimientos.

La densidad del centro de Europa, su alto nivel de industrialización, las redes de comunicación marítimas, puertos de Rotterdam y Hamburgo, aeroportuarias, tecnológicas y de carreteras representan unas ventajas geográficas que deben ser paliadas por los países periféricos con dosis de competitividad que se traducen necesariamente en precios más bajos.

Por ello las reformas deben continuar. Así lo ha reiterado el ministro Guindos, recordando que las medidas del BCE, Quantitative Easing, no servirán de nada si no se acompañan de un sostenido ritmo de reformas que aquí en España el Gobierno ha ralentizado este último año.

Las reformas para hacer una economía más flexible, más adaptable y más capaz para enfrentarse con la competencia de los países emergentes responden a las exigencias de la globalización y su efecto de deslocalización, más que a los propios requerimientos de la UE. Y seríamos un país de ciudadanos irresponsables si no reconociésemos los retos a los que se van a enfrentar – ya los tienen delante – las próximas generaciones.
La semana en España empieza con la convocatoria de las elecciones andaluzas anticipadas que adelantaba en mi última entrega. Susana Díaz se ha quitado el lastre de IU en su Gobierno y aspira a quitárselo definitivamente.
El criterio de oportunidad, el manejo de los tiempos es una prerrogativa de los Gobiernos y su acierto o equivocación favorece o penaliza. Contrarrestar la decisión de la Presidenta andaluza bajo la afirmación de que actúa por intereses electorales es una respuesta absurda, pues toda formación política responde sustantivamente al objetivo de alcanzar el poder para poder desarrollar su programa político. El único Gobierno conocido que se hizo el harakiri consciente y voluntariamente fue el de la UCD presidido por Leopoldo Calvo Sotelo en 1982 que dio paso a la victoria del PSOE liderado por Felipe de González.

En el manual de trabajo de algunos políticos habría que colocar una agenda con la frase.”Siempre es mejor trabajar sobre la realidad que sobre las propias convicciones”. Aunque, la frase, por sí sola, no elude el riesgo de equivocarse.

4 comentarios
  1. Víctor Alfonso García Olmo says:

    Don Luis. ¡ya nadie sabe quién fue Augias!. Nuestros gobernantes han eliminado todo atisbo de cultura de la enseñanza.
    Por otro lado, temo a Podemos, me parece de un leninismo de manual. ¡Otro al que nadie recuerda!.

    Responder
    • Chesmaloli says:

      A Lenin claro suele recuerdan algunos. Incluso San Pablenin le ha copiado el estilo de afeitado.
      Recordar a Augias?
      Solo lis del bachillerato antiguo de letras, desgraciadamente.

      Responder
      • Víctor Alfonso García Olmo says:

        PUes sí, ese es mi caso. Y supongo que el suyo. B.U.P. y C.O.U. desde 1981 hasta 1985 (repitiendo COU, las niñas me atrajeron más que el Griego)

        Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *